Luego de casi cinco meses de tratamiento y rehabilitación, fueron liberados en la playa de Cachagua dos pingüinos de Magallanes que habían sido rescatados a principios de octubre. Las aves fueron atendidas en el centro especializado de Fundación MundoMar en la región Metropolitana y devueltos al mar por personal de la Dirección Regional Valparaíso del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y de la Municipalidad de Zapallar.

Con su reinserción en el mar concluye un delicado pero exitoso tratamiento que comenzó cuando el 15 de octubre ambos pingüinos fueron recibidos en las instalaciones de Fundación MundoMar. “Tenían un severo estado de desnutrición y habían perdido parte de su plumaje en la zona abdominal, lo que les impide una adecuada aislación térmica y soportar las temperaturas del mar”, explicó Gabriel Maldonado, médico veterinario de Sernapesca Valparaíso.

El propio funcionario fue el que rescató uno de los pingüinos a principios de octubre en la Playa del Deporte de Viña del Mar. El otro ejemplar, en tanto, fue encontrado el 14 de octubre en Los Molles.

Isabel Hernández, médica veterinaria y presidenta de Fundación MundoMar, destacó que “después de casi cinco meses en rehabilitación los ejemplares duplicaron su peso y cambiaron por completo su plumaje”. A lo que añadió: “En la fundación los cuidamos con dedicación y esfuerzo para lograr su exitosa rehabilitación y pudimos así contribuir a la conservación de esta especie”.

Finalmente, ambos pingüinos fueron liberados en la playa de Cachagua, gracias a una coordinación de la Dirección Regional de Sernapesca con el municipio de Zapallar, y aprovechando que en el sector existe una pingüinera en el Monumento Natural Isla Cachagua. “Además, en virtud de nuestro convenio con la municipalidad, contamos con el apoyo de su departamento especializado, que está constantemente monitoreando la playa y nos avisará en caso de un revaramiento de los ejemplares”, precisó Gabriel Maldonado.

El procedimiento coincidió con la conmemoración del Día Mundial de la Naturaleza, que cada 3 de marzo se celebra para recordar la importancia de cuidar la flora y fauna silvestre.