El Instituto Tecnológico de la Mitilicultura (Intemit) ha desarrollado una serie de servicios para la industria del mejillón (choritos). Esto, según la entidad, para que las y los productores tengan antecedentes oportunos al momento de la toma de decisiones que hacen más eficiente la actividad.

En este sentido, el Intemit se ha adjudicado tres proyectos en la línea de Bienes Públicos de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), cuyos resultados le han posibilitado diseñar estos servicios y, así, permitir darle sostenibilidad y aplicabilidad a la información y plataformas diseñadas.

Según el jefe de proyectos del Intemit, Dr. Cristian Segura, es recurrente ver cómo los conocimientos y aplicaciones desarrollados a través de proyectos estatales se pierden una vez que dejan de recibir subvención. “En Intemit estamos convencidos que todos nuestros esfuerzos deben focalizarse en investigación que le permita al productor disponer de herramientas de información simples e intuitivas, que aumenten y mejoren las capacidades de tomar decisiones productivas oportunas”, subrayó el Dr. Segura.

Es así como el Intemit ha desarrollado dos nuevos servicios para sus clientes mitilicultores. El primero: establecer el momento más adecuado para la instalación de colectores de semillas, servicio que busca mantener la trazabilidad temporal del estadio de desarrollo gonadal de mejillones reproductores, acompañado con indicadores de rendimiento de carne de los mismos.

“Este servicio cumple con los estándares de validación generados en el proyecto de Bienes Públicos Corfo (ejecución 2015-2017), donde se contrastaron miles de muestras gonadales de reproductores, utilizando frotis fresco y cortes histológicos, así como también su variación estacional anual y geográfica en el mar interior de Chiloé (región de Los Lagos)”, afirmó el Intemit, añadiendo que estos datos de eventos de desoves fueron relacionados con la abundancia larval y captación de semillas.

LEA >> Realizaron conversatorio sobre situación de las FANs en el mar interior de Chiloé

El Dr. Segura, a su vez, aseveró que “este servicio se ha convertido en un ícono para Intemit, ya que es capaz de entregarle al gestor de captación de semillas (mitilicultor o pescador artesanal) una herramienta predictiva para conocer, con al menos un mes de anticipación, el momento más adecuado para la instalación de colectores. En este sentido, el año pasado pudimos evaluar que en la zona del estuario los reproductores adelantaron su desove en un mes aproximadamente (en comparación con el 2019), por lo que pudimos alertar a nuestros clientes que debían apurar el proceso de instalación de sus colectores para no perder un mes de captación de semillas”, explicó.

Por otro lado, la nueva normativa de Permisos Especiales para la Captación de Semillas (PEC) permite a los titulares de PEC solicitar la modificación de las ventanas de descanso ecológico, en virtud con los antecedentes técnicos, como el servicio que ofrece Intemit.

De acuerdo con el presidente del Instituto, Hernán Troncoso, “la intención de los servicios que ofrece Intemit es entregar herramientas simples, oportunas y económicas a los mitilicultores, permitiendo mantener los costos básicos para sustentar la información generada”. Este servicio tiene un precio de 2 unidades de fomento (UF)/muestra, es decir, un total de $58.744 al valor actual de la UF.

El segundo servicio tiene que ver con establecer un semáforo de alerta predictiva sobre caída y aumento de rendimientos en mejillones precosecha. Sucede que los rendimientos de la carne de mejillones (relación entre biomasa de carne versus biomasa total del mejillón) es uno de los indicadores más importantes para evaluar la calidad de la materia prima de choritos por parte de las plantas procesadoras y así evaluar el valor del producto.

Si bien muchos mitilicultores realizan permanentemente el seguimiento del rendimiento de sus mejillones cultivados, este no les permite establecer hasta cuándo se puede esperar la cosecha en relación con el aumento de rendimiento y cuándo este tejido gonadal comenzará a recuperar la biomasa (razón del más del 80% de biomasa de carne en máximo rendimiento).

La jefa de servicios, MSc. Camila Barría, detalló que “a través de este servicio, hemos podido establecer patrones de rendimientos diferenciados según estación del año y, en este sentido, pareciera que el primer aumento de biomasa gonadal de primavera es mayor al registrado en un segundo o tercer ciclo de recuperación de la gónada de verano. Esto tiene relevancia en las recomendaciones de cosecha que le hacemos a nuestros clientes”, afirmó.

Para consultas sobre los servicios, escriba a servicios@intemit.cl y/o a jefedeproyectos@intemit.cl.

*Fotos: gentileza Intemit.