Ayer, martes 23 de marzo, comenzó la feria HaveExpo 2021, instancia que debido a la pandemia del Covid-19 (coronavirus) se está desarrollando de manera online. En este contexto, la organización ha incluido una plataforma para presentaciones en video; información de nuevos productos y tecnologías para el sector; chat y networking digital -incluso una cafetería virtual-; entre otros servicios.

“Se está haciendo hincapié en la implementación de un programa de seminarios web integral para que el evento sea interesante para la mayor cantidad de personas posible. Hubiéramos preferido haber implementado todo según lo planeado en términos presenciales, pero lamentablemente debemos hacer lo mejor que podamos en función de las condiciones que ha exigido el Covid-19 y las medidas de control sanitarias establecidas por las autoridades”, subrayó el comité organizador en la antesala del evento.

Nuevas tecnologías

En la primera jornada, que se llevó a cabo entre las 10:00 y las 16:30 horas de Noruega (4 horas menos en Chile), destacaron las presentaciones relacionadas con nuevas tecnologías para la industria acuícola.

Entre estas estuvo la de Roy Olav Hovlid, quien es el gerente de marketing y de ventas de Fjell Technology Group (FTG), con la charla titulada “Aguas residuales de acuicultura y cómo cumplir con los estrictos permisos de emisiones”.

En su exposición, el ejecutivo de FTG, firma que recicla lodos de instalaciones acuícolas y plantas de aguas residuales municipales, utilizándolos como aditivos en fertilizantes u otros productos para la agricultura, subrayó que “la acuicultura en tierra es una industria en expansión, que seguirá creciendo en los próximos años. Sin embargo, con el establecimiento de más pisciculturas en tierra, la gestión de residuos se convierte en una preocupación cada vez mayor. Y las instalaciones acuícolas terrestres deben eliminar los lodos, que consisten principalmente en alimentos y heces de peces”.

En este contexto, Hovlid aseguró que las máquinas que ofrece FTG se pueden incorporar a cualquier instalación de cultivo de peces en tierra o planta de aguas residuales. El sistema -de acuerdo con sus palabras- purifica las aguas residuales sin la necesidad de utilizar polímeros químicos, deshidrata el lodo y lo seca con un 0,1% de materia seca (MS) y hasta un 99% de MS. Este proceso se denomina Fjell Fishsludge Recovery System (FRS).

“La tecnología de Fjell, de esa manera, contribuye a una economía circular al reciclar los lodos en fertilizantes”, afirmó, añadiendo que la solución ayuda a los acuicultores y plantas de residuos municipales a minimizar la necesidad de gestión y transporte de residuos, lo que reduce tanto los costos como las emisiones de los procesos de producción y tratamiento.

Y entre las nuevas tecnologías que la compañía tiene a disposición puntualmente para el rubro acuícola, mencionó el Dissolved Air Flotation (DAF), que según resumió “es un sistema que utiliza microburbujas para levantar las partículas de lodo agregadas y separarlas del agua que regresa al recipiente”.

Consultado si ya se ha aprobado la utilización de nuevos residuos, respondió que “como alimento para insectos todavía no está permitido. Pero ya se utiliza como ingrediente parcial en la fabricación de fertilizantes”.

Para cerrar, dijo que FTG ya ha entregado sus equipos de gestión de residuos biológicos en países como Alemania, Islandia, Italia, Japón, Noruega y Arabia Saudita.

Para más detalles, visite >> fjelltg.no

Inteligencia artificial

Entre las otras presentaciones destacadas y que estuvieron relacionadas con nuevas tecnologías, resaltó la del fundador y director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Aquabyte, Bryton Shang, con la charla titulada “Por qué la inteligencia artificial (IA) en la acuicultura debe ser ahora y qué es lo que debemos saber de ella”.

De acuerdo con Shang, por años la tecnología en la industria acuícola “se ha desarrollado y mejorado, pero en definitiva ha terminado no siendo la ideal en productos y servicios como los estimadores de biomasa, sistemas automáticos de alimentación, sensores, entre otros, porque muchos de los proveedores mantienen una visión pasada de la realidad; tal como lo fue en algún momento cuando se hablaba de ‘historias de ciencia ficción’ o ‘futuristas’ con los vehículos completamente autónomos”.

En la misma línea de los vehículos autónomos, mencionó la aparición de Tesla que, a través de cámaras y software de machine learning (aprendizaje automático), convirtió prontamente esas “historias futuristas” en realidad.

“Entonces, ¿qué hay de la historia de Tesla para las balsas-jaula? La historia es hoy mismo, porque la IA en acuicultura dejó de ser ciencia ficción. Está aquí y ahora”, enfatizó Shang, añadiendo que si se quiere hablar de bienestar animal, “los productores realmente deben saber en detalle cómo crecen sus peces. Y para esto, deben estar orientados por la biología e inspirados por la tecnología, es decir, tener en tiempo real los promedios de peso, crecimiento, FCR (factor de conversión de alimento), SGR (tasa especifica de crecimiento), entre otros indicadores fundamentales, que terminarán por traducirse en cosechas precisas y, por ende, mejores costos de producción, mayores precios y mejores ventas”.

Luego, Shang afirmó que Aquabyte “es la primera y única empresa en recibir la aprobación del Mattilsynet (Autoridad Noruega de Seguridad Alimentaria) para el sistema de conteo de piojos de mar totalmente automático”. A lo que agregó: “Ya muchos clientes han postulado y han sido aprobados. Es así como se ha implementado en más de 20 centros de cultivo en Noruega por más de dos años. Todo esto respaldado por una extensa investigación y documentación de la biología de los peces “.

LEA >> Noruega y Chile: Nuevas tendencias y enfoques para el control del piojo de mar

LEA TAMBIÉN >> Aquabyte tiene una nueva representante en Chile

Entre otras cosas, el timonel de Aquabyte preguntó: “¿Comprarían un teléfono que solo sirva para hacer llamadas? Supongo que la mayoría, a esta altura del desarrollo tecnológico de la humanidad, diría que no. Y esperarían proveedores que ofrezcan una tecnología que incluya todo en uno. En este caso: pesos promedio, sistema de conteo de piojos totalmente automático, indicadores de bienestar animal, cámaras de monitoreo de alimentación, sensores ambientales y oceanográficos, entre otros”, argumentó.

Al cierre, mencionó que “es difícil” trabajar en las distintas geografías, en diferentes condiciones hídricas, ambientales y oceanográficas a lo largo del año, porque se deben considerar varias disciplinas para ello. “Y estas nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial y machine learning son una gran solución a todos esos procesos”, concluyó.

BiOceanOr

En la misma línea de las nuevas tecnologías basadas en machine learning, expuso el director de estrategia de datos (data) de BiOceanOr “Biology For Ocean”, Dimitri Trotignon, con la charla “Aprendizaje automático para acuicultura, mejora de la gestión de la calidad del agua y uso de mantenimiento predictivo para asegurar la fiabilidad de los datos”.

La historia de la compañía cuenta que cuando Samuel Dupont, entonces biólogo posdoctoral que trabajaba en las ostras y sus enfermedades, hablaba con un ostricultor, siempre se sorprendía de la falta de información y de los instrumentos de que disponía la profesión para controlar la calidad del agua. Es que los productores de ostras tenían que viajar en barco y recorrer los parques diariamente para registrar aunque fuese solo la temperatura.

Tuvo entonces la idea con su esposa, Charlotte Dupont, que trabajaba como data scientist en el ámbito del internet de las cosas (IoT), de desarrollar un sistema práctico, fácil de utilizar y controlable a distancia para seguir la calidad del agua. “Un sistema que también permite anticipar los problemas gracias a la IA”, subrayó Dimitri Trotignon, destacando que la pareja Dupont -ambos doctores en Biología- crearon entonces BiOceanOr en 2018 para desarrollar una de las primeras estaciones meteorológicas submarinas conectada para el seguimiento en tiempo real y por predicción de la calidad del agua: AquaREAL. “Es decir -aseguró-, somos un asistente virtual de la calidad del agua”.

Desde entonces, BiOceanOr ha recibido numerosos premios y distinciones, como el reconocimiento de la fundación Solar Impulse de AquaREAL como solución entre las 1.000 más eficaces y sostenibles para el planeta.

“Establecida en Sophia-Antipolis, cerca de Niza en Francia, BiOceanOr está en el centro de la primera ‘Tecnópolis Europea de la Innovación’. Somos un equipo de colaboradores in situ, en locales que incluyen un laboratorio de microbiología y un taller de microelectrónica. Otros colaboradores están en Noruega y en Estados Unidos para nuestro desarrollo en el ámbito internacional”, manifestó Trotignon.

Para todos los detalles, ingrese a >> Bioceanor.com

HavExpo 2021 continúa este miércoles 24 de marzo. Presione aquí para ver el programa de las y los expositores.

*La foto destacada corresponde a archivo de Aquabyte.