La Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado comenzó las audiencias para el proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la Ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura (LGPA), con el objetivo de exigir la remoción de sedimentos a los titulares de concesiones de acuicultura para el cultivo de especies exóticas (Boletín: 12050-21).

– Revise detalles de la sesión aquí

La moción busca la conservación y uso sostenible de los recursos hidrobiológicos y el resguardo de los ecosistemas marinos mediante la regulación de un enfoque precautorio en la regulación acuícola-pesquera, respecto de las áreas de concesión.

Además, el texto precisa que “las empresas de acuicultura generan externalidades negativas que no son internalizadas en la operación de sus concesiones. (…) Los desechos generan contaminación, afectando el sustrato o suelo marino, y los ecosistemas aledaños, con daños que de no ser remediados a tiempo pueden resultar irreparables”.

Entre las sanciones propuestas están la suspensión de operaciones por dos años en caso de incumplimientos a las normas de este proyecto de ley; y la suspensión por cuatro años en el caso de no retiro inmediato de los desechos inorgánicos. En caso de reincidencia, se sancionará con la caducidad de la concesión.

Exposiciones

Alex Brown, de la empresa Biolift, entregó detalles de cómo abordan el problema y explicó que existe un alto nivel de riesgo sanitario y ambiental en la salmonicultura, con eventos de mortalidad por oxígeno.

“La mayor acumulación de residuos se concentran bajo las balsas-jaula en centros con corrientes moderadas. (…) Se generan entre 1.200 y 1.500 toneladas de residuos, que se depositan en el fondo marino (…) y las soluciones actuales son inyección de mircroburbujas. Las medidas actuales son reactivas y remediadoras”, detalló.

Desde la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), su presidente, Arturo Clément, hizo presente los planes y estándares sanitarios, con la implementación de buenas prácticas y reconoció “que el fondo marino es una de las principales preocupaciones de la industria”.

Con respecto al proyecto de ley, se manifestó de acuerdo con el avance y precisó que se puede perfeccionar “lo relacionado a la inmediatez propuesta para la regulación. Nosotros proponemos que se comunique a Sernapesca (Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura) y que se otorgue un plazo para que ello ocurra”.

Luego, Daniel Vega dio a conocer el desarrollo empírico de servicios de recuperación de fondos, teniendo presente las colonias de bacterias y sus grados. Aseguró que “existe la técnica y la experiencia para poder recuperar centros y dependerá de los tiempos y costos asociados a esto”.

Bentónicos

Durante la sesión, además, se dio cuenta del ingreso de las indicaciones presentadas por el Ejecutivo al proyecto que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura en el ámbito de los recursos bentónicos (boletín 12535-21).

Las enmiendas, según se adelantó, están referidas a la mantención de la consulta zonal de pesca; sobre arrecifes; referidas a peces de roca y a la gestión de los seguros de vida.

*Fuente de la foto destacada (de contexto): Asociación de Salmonicultores de Magallanes.