Durante la madrugada de este martes 30 de marzo, la Armada realizó un procedimiento de evacuación médica por parte de la lancha de policía marítima (LPM) 4407, dependiente de la Capitanía de Puerto de Punta Arenas (región de Magallanes y de la Antártica Chilena), unidad que trasladó a personal del Servicio Atención Médico de Urgencia (SAMU) al área del paso Elvira. Esto, ante el requerimiento realizado por el armador de la lancha a motor (L/M) “Usías II” a la Gobernación Marítima de Punta Arenas.

“Cuando eran las 20:10 horas, se recibió la información por parte de la autoridad marítima, solicitando evacuación médica de un tripulante con sintomatología derivada de una descomprensión inadecuada, la cual se encontraba en el sector de canal Bárbara, distante a más de 180 kilómetros de la ciudad de Punta Arenas”, detalló la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar).

A su vez, dijo que ante esa solicitud efectuada por el armador de la embarcación, se procedió con el protocolo establecido, coordinando un esfuerzo interagencial con el Hospital de las Fuerzas Armadas “Cirujano Cornelio Guzmán”, establecimiento hospitalario que cuenta con cámara hiperbárica, equipamiento fundamental para este tipo de patologías, además de embarcar a tres funcionarios del SAMU de Punta Arenas.

“A las 23:00 horas, la LPM-4407 zarpó hacia el canal Bárbara bajo condiciones meteorológicas adversas, dado que la bahía de Punta Arenas se encontraba con cerrazón de neblina, contando con poca visibilidad y utilizando instrumentos de navegación y el visor nocturno que se encuentran incorporados en la unidad, y contando, asimismo, con el apoyo desinteresado de diversas naves que se encontraban en el área, como es el caso de la L/M ‘Pucatue'”, destacó la Directemar.

Fue así como, tras horas de navegación, se estableció vía radial un punto de encuentro con la embarcación en el sector del paso Elvira, reuniéndose a las 3 de la madrugada y realizando personal del SAMU la evaluación médica correspondiente, “cumpliendo los estrictos protocolos sanitarios establecidos en el actual contexto de emergencia sanitaria”.

Luego, se procedió con el traslado del tripulante hacia la capital regional de Magallanes y la Antártica Chilena, coordinando su recepción y posterior traslado al Hospital de las Fuerzas Armadas, arribando a Punta Arenas a las 07:15 horas, “manteniéndose estable y bajo tratamiento en el recinto hospitalario”, concluyó la Directemar.