Blumar Seafoods y sus filiales PacificBlu, St. Andrews y Frío Pacífico firmaron un contrato de abastecimiento de energía con Enel Generación que -según lo afirmado por la propia empresa en un comunicado de prensa- les permitirá cambiar su matriz energética para abastecerse solo de energías limpias, provenientes de fuentes renovables, como eólica, solar, geotérmica o hidráulica.

El hito involucra que las compañías obtengan una certificación y sello verde, que entre otros beneficios podría traer: trazabilidad de la energía; certificación de origen y titularidad; minimización del impacto ambiental y social; gestión de sostenibilidad con un modelo en línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, específicamente con el Objetivo 13 Acción por el Clima.

“Hemos dado un paso significativo, donde combinamos de manera apropiada el desarrollo del negocio con una visión amigable con el medio ambiente y las comunidades, tanto en el rubro de la pesca como en la salmonicultura. El compromiso de Blumar y sus filiales es seguir entregando productos de primera calidad y producidos con los mejores estándares de sostenibilidad, aportando a la alimentación saludable y haciéndonos cargo de la emergencia climática que vive el mundo. Es motivo de satisfacción saber que la energía que ilumina y opera nuestros procesos proviene de fuentes renovables”, comentó el gerente general de Blumar Seafoods, Gerardo Balbontín, en el marco de la firma del convenio realizada de forma virtual (como se aprecia en la foto destacada).

El presente contrato se adjudicó a Enel a través de un proceso licitatorio que realizó la empresa asesora, MatchEnergía, se extenderá por cuatro años y por un total anual aproximado de 72 GWh.

“Nuestro objetivo es que los beneficios de la transición energética chilena hacia una matriz limpia y eficiente llegue a nuestros clientes. Un objetivo que llevamos adelante con orgullo, también en un contexto desafiante debido a la emergencia sanitaria en curso. Con este contrato de suministro y mediante estas certificaciones apoyamos a nuestros clientes en el cumplimiento de sus objetivos estratégicos, como es tener operaciones cada vez más sostenibles y amigables con su entorno comunitario y ambiental”, aseguró en el mismo comunicado de prensa el gerente general de Enel Chile, Paolo Pallotti.

A su vez, se explicó que luego de un año, se realiza la verificación de la exclusividad de la Energía Verde vendida al cliente que certifica con sello verde a las empresas participantes, permitiendo utilizar este distintivo en el marketing de los productos.

“Así, este convenio se enmarca dentro de la estrategia de sostenibilidad de la empresa, donde uno de sus pilares fundamentales es la responsabilidad medioambiental. Sin duda, este acuerdo representa un importante avance en la forma que la empresa gestiona los procesos en su quehacer diario”, cerró Blumar en el mismo comunicado.