“Las condiciones climáticas actuales en la zona explican que el evento vaya en disminución y que se reduzca la presencia de microalgas nocivas. Además, el pronóstico del tiempo para los próximos días indica un ambiente desfavorable para el crecimiento de algas, lo que ayuda a dar tranquilidad respecto de que los eventos están en inminente declinación”.

Así lo expresó -en un comunicado de prensa emitido por SalmonChile durante la tarde de ayer jueves 8 de abril- el gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), Esteban Ramírez, quien argumentó que este tipo de fenómenos se han registrado desde antes de los años ’80, “ya que son procesos climatológicos naturales y que afectan a todos los sectores productivos vinculados con el mar, desde Arica (región de Arica y Parinacota) hasta Punta Arenas (región de Magallanes y de la Antártica Chilena)”.

LEA >> Ordenamiento de la salmonicultura en tiempos de emergencias

“La industria del salmón está monitoreando la actividad de FANs (florecimientos de algas nocivas, también conocidas como blooms o más coloquialmente como marea roja) desde hace 30 años y en forma constante, compartiendo la información con autoridades, pescadores artesanales, mariscadores y otras organizaciones de la comunidad. Gracias a este trabajo, realizado por Intesal con el aporte de datos de las empresas, contamos con información de las últimas tres décadas que tenemos disponible para la investigación científica y para el monitoreo en una plataforma online abierta, lo que permite transparentar la presencia de estos fenómenos”, argumentó el timonel del denominado “brazo técnico” de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile).

A su vez, el ejecutivo sostuvo que “las cifras de este año están dentro del rango promedio y muy lejos del fenómeno ocurrido el 2016, que fue una situación extraordinaria”.

LEA >> Actualización: Mortalidades masivas en Los Lagos y Aysén suman 4.244 toneladas

Luego, Ramírez puntualizó que las compañías cuentan con protocolos para el manejo y disposición de la mortalidad a través de un ciclo que termina cuando el evento de FAN deja de tener impacto.

“Los sistemas de respuesta han operado fluidamente, las mortalidades se han trasladado a las plantas de proceso que las transforman en harina u otros derivados en procesos que son informados y regulados por la autoridad. Adicionalmente, el mejor monitoreo y coordinación público-privada han permitido que la industria esté mejor preparada para enfrentar estas contingencias”, aseveró el gerente general del Intesal.

LEA >> Intesal entrega detalles sobre últimos eventos de algas nocivas

LEA TAMBIÉN >> Manifiestan preocupación ante mortalidad masiva de salmónidos

Por otra parte, expresó, la información del monitoreo realizado en la zona del fiordo Comau (región de Los Lagos) indica que la situación en los centros de cultivo está controlada debido a la disminución en la presencia de algas. “Se reporta que los peces tienen un comportamiento normal y con una evidente disminución de las abundancias de algas nocivas”, comentó Ximena Rojas, quien es jefa del Área Medio Ambiente del Intesal  y responsable del Programa de Monitoreo de Fitoplancton (Promofi).

Finalmente, Intesal -en el mismo comunicado de prensa- aseguró que “se ha mantenido una coordinación constante con las compañías, se ha reforzando el monitoreo, realizado sobrevuelos e informando constantemente a las autoridades y las comunidades de la situación”.

*Foto destacada: gentileza Sernapesca.