Este viernes 9 de abril, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) entregó un nuevo informe sobre las fiscalizaciones que se han llevado a cabo en torno al estado de la contingencia de mortalidades masivas de salmónidos por floraciones de algas nocivas (FANs, también conocidas como blooms o más coloquialmente como marea roja o café) en las regiones de Los Lagos y de Aysén.

A la fecha se ha verificado un número aproximado de 4.507 toneladas de mortalidad en ambas regiones, equivalente al 2,9% del total de la biomasa activa en las áreas afectadas, y al día de hoy (viernes), 18 centros de cultivo mantienen activados los planes de acción ante mortalidades masivas: seis corresponden a la región de Los Lagos y doce a la de Aysén, detalló Sernapesca.

Luego, puntualizó que los seis centros de la región de Los Lagos ubicados en la Agrupación de Concesiones de Salmónidos (ACS, “barrio”) 17A se asocia la mortalidad a la microalga H. akashiwo; mientras que en Aysén, siete centros de las ACS 32, 33 y uno en la 28B la mortalidad se asocia a Leptocylindrus danicus y Leptocylindrus minimus. El resto de los centros activaron sus planes de acción, principalmente por bajas en el contenido de oxígeno disuelto y se ubican en las ACS 28A, 21A, 27 y 23C. En la región de Aysén, en tanto, los centros 110154 y 110268 finalizaron su contingencia y los centros 110411, 110242 y 110129 disminuyeron su mortalidad diaria a niveles bajos, pudiendo finalizar la contingencia si las condiciones ambientales no cambian.

LEA >> Intesal asegura que eventos de algas nocivas están en retirada

En cuanto a la mortalidad, Sernapesca informó que a la fecha se ha verificado un total aproximado de 4.507 toneladas, 2.227 toneladas corresponden a los centros afectados en la región de Los Lagos, lo que equivale al 9,4% de la biomasa activa en las ACS afectadas, y 2.280 toneladas a los de la región de Aysén, lo que corresponde al 1,8% de la biomasa activa en las ACS involucradas. Del total de la mortalidad al día 8 de abril, se han retirado alrededor de 2.978 toneladas (1.057 toneladas en la región de Los Lagos y 1.920 toneladas en la región de Aysén), es decir, 70% aproximadamente. Respecto del restante 30%, Sernapesca ya emitió las autorizaciones para su traslado por parte de las distintas compañías.

Retiro y traslado

La mortalidad está siendo retirada a través de embarcaciones como pesqueros de alta mar (PAM), barcazas con bins o wellboats sin recirculación (circuito cerrado) para evitar riesgos en el transporte. En algunos casos, hay tramos que se están efectuando vía terrestre con camiones. La mortalidad es trasladada a plantas reductoras para su disposición final y de este modo evitar un daño ambiental. Para todos los casos, Sernapesca realiza fiscalizaciones para asegurar que los procesos se ejecuten de acuerdo con la normativa, afirmó el organismo de Estado.

En ese sentido, durante la madrugada de este viernes, se realizó la operación del PAM “Coral I”, que arribó a San Vicente, Talcahuano, región del Biobío, con 451,59 toneladas de mortalidad de salmones provenientes de la región de Aysén, de la empresa Mowi. Es la primera mortalidad que llega al Biobío, correspondiente a una parte del total de mortalidad que ya ha sido retirada y procesada en plantas de Los Lagos y Aysén.

“Fiscalizadores de Sernapesca y la autoridad marítima abordaron el barco para revisar las seis bodegas y hacer control de emisiones, no detectando irregularidad. Posteriormente, se inició la descarga que duró aproximadamente ocho horas, donde se percibió materia prima en muy buen estado, la que se trasladó a la planta de reducción de la empresa Landes para elaboración de harina y aceite de pescado”, ahondó el ente de fiscalización acuícola-pesquero.

Sernapesca, además, autorizó el traslado de peces vivos desde centros de cultivo que se encuentran en zonas afectadas a áreas libres de FANs. Es así como en la región de Los Lagos se han traslado 5.894.707 ejemplares y en la región de Aysén 238.977. Además, el Servicio autorizó la cosecha de un total de 251.364 peces.

“Cabe destacar que la cosecha temprana y el movimiento de peces son medidas preventivas clave para mitigar el riesgo en este tipo de eventos”, puntualizó Sernapesca.

“El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura continuará monitoreando en conjunto con las autoridades sectoriales, en el marco de la Red Sustenta, las ACS que se han visto afectadas por FAN y bajas de oxígeno. Además de realizar la fiscalización permanente a la ejecución de las actividades comprometidas en los planes de acción por parte de las empresas afectadas, hasta la disposición final de las mortalidades. La vigilancia se está haciendo en cada uno de los centros, mediante sistemas de monitoreo satelitales, remotos, cruce de información y presencial, manteniendo la alerta a los cambios climáticos que pudieran modificar la condición ambiental actual de las zonas afectadas”, ha reiterado el Servicio.

En la misma línea, el director regional (s) de Sernapesca Los Lagos, Branny Montecinos, expresó que “si bien es cierto en esta contingencia gran parte de la mortalidad ha sido retirada de los centros de cultivo, como Servicio seguimos manteniendo fiscalizaciones a todos los procedimientos contemplados en los planes de acción de estas empresas afectadas por estas floraciones algales nocivas, mantenemos fiscalizaciones en los centros, pero también en el monitoreo  y vigilancia del traslado de esto, la descarga y por supuesto el destino final de estos ejemplares que en el 100% ha sido a plantas reductoras, tanto de la región de Aysén, la región de Los Lagos, así como también en el Biobío”.

*Fotos: gentileza Sernapesca.