Este domingo 11 de abril, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) entregó un nuevo informe sobre las fiscalizaciones que se han llevado a cabo en torno al estado de la contingencia de mortalidades masivas de salmónidos por floraciones de algas nocivas (también conocidas como blooms o más coloquialmente como marea roja o en este caso café) en las regiones de Los Lagos y de Aysén. A la fecha se ha verificado un número aproximado de 5.282 toneladas de mortalidad en ambas regiones, equivalente al 3,4% del total de la biomasa activa en las áreas afectadas.

Se trata de un total de 18 centros de cultivo que mantienen activos los planes de acción ante mortalidades masivas: seis corresponden a la región de Los Lagos y doce a la de Aysén.

Los seis centros de la región de Los Lagos ubicados en la agrupación de concesiones de salmónidos (ACS, “barrio”) 17A se asocia la mortalidad a la microalga H. akashiwo; mientras que en Aysén, siete centros de las ACS 32, 33 y uno en la 28B la mortalidad se asocia a Leptocylindrus danicus Leptocylindrus minimus. El resto de los centros activaron sus planes de acción, principalmente por bajas en el contenido de oxígeno disuelto y se ubican en las ACS 28A, 21A, 27 y 23C.

“Cabe señalar que en la región de Aysén, tres centros (103593, 110154 y 110268) finalizaron su contingencia y cinco centros (102077, 103418, 110411, 110242 y 110129) disminuyeron su mortalidad a niveles bajos, pudiendo finalizar contingencia si las condiciones ambientales no cambian”, subrayó Sernapesca.

En cuanto a la mortalidad, el ente fiscalizador precisó que a la fecha se ha verificado un total aproximado de 5.282 toneladas, 2.843 toneladas corresponden a los centros afectados en la región de Los Lagos, lo que equivale al 11,8% de la biomasa activa en las ACS afectadas, y 2.439 toneladas a los de la región de Aysén, lo que corresponde al 1,9% de la biomasa activa en los “barrrios” involucrados.

“Del total de la mortalidad al día 10 de abril se han retirado alrededor de 4.301 toneladas (1.983 toneladas en la región de Los Lagos y 2.318 toneladas en la región de Aysén), es decir, 81% aproximadamente. Respecto del 19% restante, ya se emitieron todas las autorizaciones necesarias para su pronto traslado por parte de las distintas compañías”, añadió Sernapesca, afirmando que la mortalidad está siendo retirada a través de embarcaciones como pesqueros de alta mar (PAM), barcazas con bins o wellboats sin recirculación (circuito cerrado) para evitar riesgos en el transporte. En algunos casos, hay tramos  que se están haciendo vía terrestre con camiones.

“La mortalidad es trasladada plantas reductoras para su disposición final y de este modo evitar un daño ambiental. Para todos los casos, realizamos fiscalizaciones para asegurar que los procesos se realicen de acuerdo con la normativa”, agregó el organismo de Estado.

Para cerrar, dijo que además se autorizó el traslado de peces vivos desde centros de cultivo que se encuentran en zona afectadas a áreas libres de FANs. En la región de Los Lagos se han traslado 5.894.707 ejemplares y en la región de Aysén 348.750. Además, el Servicio autorizó la cosecha de un total de 1.331.435 peces. “Cabe destacar que la cosecha temprana y el movimiento de peces son medidas preventivas clave para mitigar el riesgo en este tipo de eventos”, enfatizó.

“Continuaremos monitoreando, en conjunto con las autoridades sectoriales, en el marco de la Red Sustenta, las ACS que se han visto afectadas por FANs y bajas de oxígeno. Además de realizar la fiscalización permanente a la ejecución de las actividades comprometidas en los planes de acción por parte de las empresas afectadas, hasta la disposición final de las mortalidades. La vigilancia se está haciendo en cada uno de los centros, mediante sistemas de monitoreo satelitales, remotos, cruce de información y presencial, manteniendo la alerta a los cambios climáticos que pudieran modificar la condición ambiental actual de las zonas afectadas”, cerró Sernapesca.