La esmoltificación es una de las etapas más críticas del proceso productivo de salmónidos. Es un proceso biológico reversible, por lo que existe un período limitado de tiempo durante el cual los peces se encuentran preparados para la entrada al agua de mar. Smoltmeter, en este contexto, es un servicio de laboratorio para evaluar y cuantificar la capacidad osmorregulatoria de los peces para apoyar la decisión del momento óptimo para su transferencia desde agua dulce al mar.

Así lo afirmó Laboratorio Pathovet, que comenzó el desarrollo de Smoltmeter® en el año 2015, convirtiéndose -según la empresa- en el primer servicio de su tipo en la salmonicultura nacional porque es 100% Made in Chile; “de esta manera, es el único indicador validado bajo las condiciones productivas y ambientales de los diferentes centros de cultivo en Chile. Nuestra data set actual sobrepasa los 25.000 análisis totales distribuida en 55,5% para la versión Smoltmeter® específica para salmón Atlántico (Salmo salar), 41% para la versión salmón coho (Oncorhynchus kisutch) y salmón rey (Oncorhynchus tshawytscha) y 3,5% para la versión trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss)”, añadió Pathovet en su comunicado de prensa.

En concreto, varias generaciones y grupos de peces producidos por Salmones Aysén, Cermaq, Mowi, Australis Seafood, Salmones Austral y AquaGen han incorporado el indicador Smoltmeter® de manera rutinaria –sumado a la reciente implementación por parte de Salmones Blumar y Ventisqueros–, mientras otro grupo de compañías productoras utilizan Smoltmeter de manera más puntual. Adicionalmente, clientes de BioMar y Cargill también utilizan el indicador como soporte técnico asociado con sus dietas funcionales para modular el proceso de esmoltificación.

“El incremento en la demanda ha determinado la necesidad de ampliar las capacidades productivas de Pathovet para mantener los tiempos de respuesta y acompañar la toma de decisiones de nuestros clientes”, aseveró la compañía, añadiendo que “Smoltmeter es el único servicio que se expresa como un indicador cuantitativo modelado por la contribución de los componentes claves en la fisiología osmorregulatoria”.

Comprende rangos de referencia para categorizar el grupo “fisio-etario” de los peces a nivel individual y grupal y bajo diferentes condiciones productivas. Los resultados pueden ser interpretados de manera cuantitativa, clara y simple, y siempre acompañados de una estrecha discusión técnica caso a caso con el cliente. Del análisis de la base de datos de Smoltmeter se deprende que los peces monitoreados con el indicador muestran seis veces menos riesgo de presentar peces desadaptados durante los primeros tres meses post-ingreso a mar, además de mejores indicadores productivos en el mismo periodo de tiempo, específicamente, 10% más SGR, 18% más SFR y 6% menos FCR, ahondó el laboratorio en su comunicado.

En esa línea, Marco Rozas, quien es el director general de Pathovet, comentó: “Somos un equipo orgulloso de abrir y cerrar procesos de I+D+I (investigación, desarrollo e innovación) que terminan en soluciones concretas y útiles a nuestros clientes. Se sabe que no es fácil desarrollar y comercializar productos y servicios completamente nuevos, pero, al igual como lo hemos hecho con casi todos nuestros servicios, conocemos el periodo de maduración y el tiempo de adopción de nuevas tecnologías por parte de nuestros clientes. Sabemos que es un proceso de convencimiento de alto sentido de misión y, como tal, que se debe completar con perseverancia”, concluyó.