La subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno, participará esta semana en un seminario internacional organizado conjuntamente por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y por la Agencia Noruega para la Cooperación al Desarrollo.

“Bioseguridad en la acuicultura: comprendiendo la resistencia antimicrobiana”, se denomina el encuentro, que tendrá lugar los días 13 y 14 de abril, vía teleconferencia.

A través de una resolución de 2015, FAO declaró que la resistencia antimicrobiana en la acuicultura (AMR, por sus siglas en inglés) conlleva una amenaza contra la salud pública y la producción sustentable de alimentos, y que una respuesta efectiva debe comprender a todas las partes interesadas, tanto de los respectivos gobiernos como de la sociedad en su conjunto.

En el seminario, expertos abordarán distintos temas vinculados con la resistencia microbiana en la acuicultura. Entre los tópicos, los expositores profundizarán sobre las fuentes de la ARM, sus riesgos, métodos de prevención y experiencias en países específicos.

En el siguiente link es posible conocer el programa respectivo: http://www.fao.org/3/cb4199en/cb4199en.pdf.

La inscripción al seminario virtual -vía zoom- es gratuita y quienes deseen participar el martes 13 de abril (comienza a las 8:00 horas) deben acceder al siguiente enlace: https://fao.zoom.us/webinar/register/WN_RGPdeNpzSKK9ZluBrECltg.

En tanto, aquellos que deseen asistir el miércoles 14 de abril (también empieza a las 8:00 horas) deben registrarse en el siguiente link: https://fao.zoom.us/webinar/register/WN_9ipaaMCcSNOqaJ_n-J7MoQ.

Experiencia chilena

En el caso de la subsecretaria Gallardo, su exposición versará sobre la experiencia chilena en el manejo responsable de antibióticos en la actividad acuícola (14 de abril, a las 9:10 horas).

Con el fin de implementar la resolución de 2015, FAO desarrolló un plan de acción contra la resistencia antimicrobiana en la acuicultura, que comprende cuatro aspectos relevantes: generar una mayor conciencia en torno a esta amenaza y a otros riesgos relacionados; desarrollar una mayor capacidad de vigilancia y capacidad de monitoreo en ARM y uso de antibióticos en la alimentación y la agricultura; reforzar la gestión vinculada con estos temas; y promover las buenas prácticas en la alimentación y la agricultura, así como la utilización prudente de antibióticos.