Felicidad y agradecimiento son los denominadores comunes de las organizaciones de las comunas Calbuco y Coronel, que participaron de la ceremonia de adjudicación del “3° Fondo de Comunidad Cargill”, impulsado por la compañía productora de alimento para peces.

La iniciativa forma parte del plan de relacionamiento comunitario que se viene ejecutando desde 2017, y que en uno de sus tres pilares apunta al trabajo con el entorno y  ya comunidad. Este tercer fondo, al igual que sus predecesores, asignó ocho premios de $1 millón de pesos a cada proyecto ganador.

Para esta versión y producto de la pandemia, se hizo necesario ajustar las formas en la ejecución de los diversos proyectos. Para ello, Fundación Trascender creó una plataforma online diseñada con la intención de facilitar el proceso de entrega de documentos, y evitar de esta forma, el contacto estrecho entre personas.

Las organizaciones ganadoras en las comunas de Coronel y Calbuco fueron: el Club Deportivo del Colegio American Junior; los centros generales de padres de los  jardines Ayelén y Semillitas de Avellanal; las Juntas de Vecinos de Villa La Posada y Sector Bicentenario; la Corporación Aprendo; la Comunidad Indígena El Espino; y el Comité de Trabajo de la Capilla San José de Colaco.

A nombre de Cargill Chile, Benjamín Timmermann, líder de la Iniciativa, aseguró que “estamos muy contentos con poder concretar este fondo en una situación muy compleja para todo Chile. Agradezco el esfuerzo y dedicación de las organizaciones ganadoras. Esperamos que estos recursos beneficien a las comunidades que representan. Como empresa, buscamos ser un aporte al desarrollo local, y esta iniciativa está en sintonía con nuestros valores corporativos y los principios guía de nuestra compañía”.

Detalle proyectos Coronel

Proyectos de distinta naturaleza presentaron las organizaciones ganadoras. Para el caso del Colegio American Junior, su iniciativa trata de entregar a sus alumnos las herramientas que les permitan continuar con sus entrenamientos de forma remota. Mediante la contratación de plataformas y profesores especialistas en materias deportivas, los estudiantes del colegio podrán seguir con su plan entrenamientos habituales en el fomento de la vida sana.

Asimismo la Junta de Vecinos de Villa La Posada, buscará ampliar la infraestructura de su sede comunitaria, con la finalidad de aprovechar un espacio exterior que hoy se encuentra inhabilitado por falta de techo. El patio lateral de la oficina no cuenta con ningún tipo de resguardo ante las inclemencias del clima, con el proyecto se buscará recuperar un espacio en desuso.

Por el lado del Centro de Padres del Jardín y Sala Cuna Ayelén, su proyecto busca la creación de un robusto protocolo de prevención Covid-19, para el retorno a clases de los pequeños durante el año 2021.  Elementos de aseo para el establecimiento, mascarillas, alcohol gel y guantes desechables serán los elementos que se adquirirán para profesoras, alumnos y apoderados.

Por último, la Junta de Vecinos del Sector Bicentenario implementará la entrega de kits de protección contra el Covid-19 para los vecinos de su sector. La iniciativa pretende conceder  a unas 500 familias artículos de limpieza para evitar el contagio de la enfermedad.

Detalle proyectos Calbuco

Al igual que en Coronel, las iniciativas buscan solucionar múltiples necesidades de la organizaciones participantes. Para el caso del Centro de Padres del Jardín Semillitas del Avellanal, su iniciativa busca entregar a los alumnos elementos que les permitan continuar con el proceso de educación a distancia. Con la compra de tablets se pretende apoyar la estimulación temprana de los 20 pequeños que son parte establecimiento.

La Corporación Aprendo buscará mejorar los elementos pedagógicos que le permitan extender el trabajo realizado con niños y niñas que presentan necesidades educativas especiales.  Compra Materiales didácticos y libros serán los objetos que se dispondrán para los 15 alumnos que reciben educación en sus domicilios.

Por su parte, la Comunidad Indígena El Espino pretende la construcción de una ruca que les permita el desarrollo de las actividades y reuniones propias de su cultura. La iniciativa beneficiará a las 30 familias de la colectividad, las que hoy no cuentan con espacio de reunión.

Finalmente, el Comité de Trabajo de la Capilla San José de Colaco buscará mejorar la infraestructura del recinto, para la realización de diversas actividades sociales y religiosas. Actualmente la iglesia funciona además como sede social, beneficiando a 160 familias del sector Colaco.

Al término de la ceremonia, los dirigentes se mostraron contentos por lo logrado. Jaqueline Proboste, integrante de la directiva del Centro General de Padres del Jardín Ayelén de Coronel, dijo que como organización están “contentos y muy agradecidos. Obtener este fondo concursable nos pone muy feliz. Hoy tenemos la necesidad de crear un plan de retorno seguro post Covid-19 para nuestros niños, y estamos convencidos de que este dinero nos ayudará a lograr este objetivo”.

Por su parte Zulema Huenante, representante de la Comunidad Indígena el Espino de Calbuco, destacó que “estamos muy contentos de que nos hayan invitado a participar de esta iniciativa. Es primera vez que postulamos y nos parece genial haber obtenido los recursos que nos permitirán partir con la construcción de un viejo anhelo: La Ruca de nuestra agrupación, que se transformará en un punto de encuentro para nuestra comunidad”, cerró.