«Ni la evidencia de la pesca ilegal de merluza común fuera de control en la región del Maule, las acciones legales de diversos actores pesqueros para intentar combatir las mafias que controlan este ilícito o las recomendaciones del propio Comité Científico que asesora a la Subsecretaría de Pesca (y Acuicultura, Subpesca) han servido para que algunos parlamentarios acepten y se convenzan que es la pesca ilegal y no el arte de pesca industrial lo que está haciendo desaparecer la merluza», adujo durante la mañana de este jueves 15 de abril la presidenta de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), Macarena Cepeda Godoy, al comentar el nuevo avance que ayer miércoles dio en la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara de Diputadas y Diputados el proyecto de ley que busca prohibir la captura por arrastre de la especie merluza común (Merluccius gayi gayi).

LEA >> En Chile: La merluza común cumple nueve años en estado crítico

«La verdad no logramos comprender. Hace más de un año fue la ‘Ley de la Jibia’ que, con los mismos argumentos, destruyó toda la cadena de valor que tenía esta pesquería para entregarla en exclusiva al sector artesanal. El resultado: hoy casi no hay actividad jibiera -ni artesanal ni industrial- producto de lo que calificamos como la peor política pública en la historia pesquera de Chile», puntualizó Macarena Cepeda en un comunicado de prensa emitido por el gremio hace poco rato.

En la misma línea, la timonel de la Asipes aseguró que han ido a la Comisión de Pesca expertos, científicos y autoridades en materia pesquera. «Se ha presentado evidencia de todo tipo que señala que el problema de la merluza común es la pesca ilegal artesanal sin control y la solución propuesta por los parlamentarios ha sido excluir al sector industrial de esa pesquería. No abordan el real problema que tiene en gran riesgo a este recurso. Sorprende que nada se diga de certificar los desembarques o dotar de más recursos a los entes fiscalizadores para acabar con este delito», expresó.

Luego, dijo que el proyecto «además tiene una ‘letra chica’ con un impacto dramático, porque los diputados aprobaron que los barcos que pescan merluza lo hagan después de las 30 millas de la costa, cuando saben que eso técnicamente es imposible, ya que en esa zona no se presenta el recurso». Y añadió: «Es una maldad muy grande contra los cientos de trabajadores de la pesca industrial que dependen de la pesquería de la merluza común que irremediablemente perderán su trabajo por el cierre de las fábricas acá en el Gran Concepción».

Para cerrar, manifestó: «Queremos hacer un llamado al Gobierno para que no permita que este tipo de iniciativas que destruyen empleos, arruinan crecimiento y quitan competitividad, sigan avanzando. Y también pedirles a los parlamentarios de la región del Biobío que hagan sus mayores esfuerzos para proteger a nuestra región y sus trabajadores de legislaciones que son ganancia para otras regiones y pobreza para la nuestra».

LEA TAMBIÉN >> “Perforaciones” industriales: Valoran histórico fallo de la Corte Suprema

RELACIONADO >> Diputados respaldan proyecto que regula pesca industrial en el norte del país

*Créditos de la foto destacada: Juan Vilata | WWF Chile.