Los bloom de algas que han afectado tanto a la región de Los Lagos, como de Aysén, han marcado la agenda de la acuicultura nacional en las últimas semanas. Según lo reportado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), ha habido al menos 18 centros de cultivo afectados por Floraciones Algales Nocivas (FANs) considerando ambas regiones. En Los Lagos, la microalga en cuestión es Heterosigma akashiwo, mientras que en Aysén se trata de Leptocylindrus spp.

Según los últimos datos disponibles, estos eventos han ido disminuyendo en intensidad los últimos días. De hecho, en la región de Aysén ya se dio por superada la situación, mientras que en la región de Los Lagos quedan seis centros de cultivo con planes de contingencia activos, y se ha informado que Heterosigma akashiwo se ha ido moviendo hacia el norte del Fiordo Comau.

¿Cuáles son las causas y perspectivas acerca de estos fenómenos? Estas y otras consultas fueron respondidas a AQUA por el Dr. Daniel Varela, investigador del Centro i~mar de la Universidad de Los Lagos, experto en floraciones de algas.

Este año ha habido varios eventos de FANs en las regiones del sur del país. En cuanto a las toxinas marinas que afectaron a los mitílidos de la región de Los Lagos durante el verano, ¿se puede decir que estos eventos ya terminaron o aún hay que mantener la atención por posibles nuevos episodios de “marea roja”?

Estos eventos tienen una mayor probabilidad de ocurrencia en verano y otoño. En la medida que nos acerquemos al invierno o a “las condiciones de invierno” las probabilidades disminuyen. Dependiendo de cómo se comporte el clima, creo que hay que mantener la atención durante el mes de mayo.

En cuanto a las microalgas que han estado afectado a la producción de salmónidos estas últimas semanas (Heterosigma akashiwo y Leptocylindrus spp) ¿Qué tan perjudiciales pueden ser para los peces?

Ambas especies son conocidas en la salminicultura. De hecho, en 1988 H. akashiwo generó un evento significativo en la industria y Leptocylindrus también ha generado mortalidad en años anteriores. El problema, creo, es que no les conocemos lo suficiente como para prevenir su ocurrencia. Ambas especies generan mortalidad. H akashiwo lo hace a través de mecanismos ictiotóxicos, no del todo conocidos; en tanto que Leptocylimdus lo hace a través de daño mecánico en las branquias de los peces.

Por lo que entendemos, generalmente se dice que cuando hay Fenómeno La Niña hay menos probabilidades de que ocurran eventos de FANs, ¿es correcta dicha afirmación? ¿Qué pasó este año que aun habiendo La Niña se han producido fenómenos de floraciones relevantes?

Esa relación con el Fenómeno de La Niña es más probable para ciertas especies, pero no necesariamente para otras. Existe una importante diversidad de especies nocivas, las cuales pueden diferir en las condiciones que favorecen su floración. Por cierto, La Niña suele presentar condiciones restrictivas a las floraciones y, por lo tanto, una menor probabilidad de ocurrencia. No obstante, en los últimos años hemos evidenciado cierto grado de anomalías climáticas.

Se discute bastante sobre las causas que motivan el surgimiento de FANs. A su juicio, ¿cuáles son las razones más relevantes de la ocurrencia de estos fenómenos? ¿Qué importancia tiene el cambio climático?

Es difícil responder de manera clara a esta pregunta, principalmente, por lo que indiqué antes sobre la diversidad de especies nocivas y las condiciones que les favorecen. En general, sabemos que hay factores más o menos relevantes para algunas especies más que para otras. Sabemos que la temperatura, la salinidad, la radiación solar, los nutrientes en el agua, la estabilidad o alteración de la columna de agua, son factores involucrados en las floraciones. Pero sabemos menos respecto a cuál es la configuración de estas variables que gatillan la floración de una especie particular. Distintos estudios indican que la floración de algunas especies puede estar siendo favorecidas por el cambio climático. Sin embargo, este vínculo depende de cómo el cambio climático se expresa en distintos puntos geográficos. Por ejemplo, en nuestra región, la reducción de precipitaciones predichas por el cambio climático tiene importantes consecuencias en la salinidad de nuestros fiordos y canales. Lo cual, sumado a la mayor radiación solar, puede favorecer a algunas especies más que a otras.

Chile ya tiene años de experiencia respecto de eventos de marea roja y FANs en general. ¿Considera que esta experiencia ha redundado en que el país esté mejor preparado para enfrentar estos hechos? ¿Hay aspectos por mejorar?

Efectivamente, hay mayor experiencia en nuestra región, lo que nos hace estar mejor preparados. A nivel público y privado, incluso la población en general, parece saber qué hacer cuando se declara una alerta. Pero creo que tenemos tareas pendientes en la prevención y también en la mitigación.

Los últimos días se ha informado que los niveles de las microalgas Heterosigma akashiwo y Leptocylindrus spp. están comenzando a descender. ¿Se puede confiar en que estos fenómenos están en retirada o podría haber rebrotes? ¿Qué tipo de condiciones podrían activar de nuevo estos blooms?

Como dije antes, a medida que nos acercamos al invierno o las condiciones de invierno, estos eventos irán disminuyendo. En este sentido, creo que las bajas temperaturas, el mal tiempo, que significa menor radiación solar y perturbación de la columna de agua contribuyen a que estos eventos vayan desapareciendo.

¿Hasta cuándo considera que los acuicultores del sur del país deberían mantenerse en alerta respecto de posibles floraciones de algas? Pasado el mes de abril, ¿ya no debería haber peligro?

Algunos eventos pasados se han extendido hasta mediados de mayo. Por lo que me atrevo a indicar esa fecha como marco de mayor confiabilidad. Esto es si no se presentan anomalías climáticas importantes.