La Multisindical de Trabajadores Salmonicultores, Pesquerías y Ramas Afines entregó una declaración pública para referirse a la intención del Gobierno de Sebastián Piñera de llevar al Tribunal Constitucional (TC) la aprobación del proyecto de ley que permite un tercer retiro del 10% desde las cuentas de ahorro previsional individuales y que controlan las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

A continuación reproducimos íntegramente la misiva:

“Lamentamos profundamente la desconexión del Gobierno con la realidad, más aún ahora con el duro momento que viven millones de chilenas y chilenos que no gozan de recibir un sueldo digno y menos cercano a las rentas millonarias garantizadas que perciben las autoridades, pues aunque no asistan a sus puestos de trabajo y mucho menos cumplen con hacer bien las labores que le encomiendan sus cargos, pueden llenar sus bolsillos y sus cuentas bancarias sin tener la más mínima empatía con las y los millones de trabajadores cesantes; otros miles más solo recibiendo su seguro de cesantía; con miles de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) quebradas; con madres que no tienen para alimentar a sus hijas e hijos, madres y padres que deben salir a la calle a pesar de las restricciones arriesgando su salud porque la miseria los sacude; las y los trabajadores que han quedado cesantes por tener enfermedades crónicas, o las y los trabajadores mayores de 60 años que fueron desafectados indignamente por algunas empresas por ser grupo de riesgo ante el Covid-19 (coronavirus SARS-CoV-2) porque ‘amenazan’ su fuerza laboral. Y así y todo este Gobierno cree que con bonos de hambre se puede vivir, o más bien sobrevivir, durante lo que aún nos queda por sufrir en esta pandemia.

Es vergonzoso y lamentable que este mismo Gobierno que rasgó vestiduras ante la realidad de otros países, ahora quiera detener los dineros que le pertenecen a las personas. Son dineros de cada trabajadora y trabajador, son sus fondos, ya que en Chile no existe un sistema de previsión real, es solo un grupo de empresas privadas que especulan con nuestro dineros, que se lo prestan a los millonarios inversionistas para que ellos no gasten su dinero e inviertan a un bajo costo; pero para quienes ponen la plata, solo reciben miseria.

Un ejemplo, más del 80% de las y los trabajadores solo recibirán un promedio de 150 mil pesos de pensión, y al final es el Estado el que debe acudir a aportar con el Pilar Solidario para llegar a un monto que apenas alcanza para que una jubilada o jubilado tenga que decidir entre comprar sus medicamentos o alimentarse.

No hay nada más perverso, más cruel, más inhumano, que un régimen que niega la ayuda humanitaria a su propio pueblo.

Como trabajadoras y trabajadores pedimos que por lo menos honre sus palabras, Presidente, y deje de hacer sufrir a su pueblo. No le estamos pidiendo ningún favor, porque es nuestro derecho.

Esperamos que este Gobierno dé marcha atrás a su vergonzosa intención de evitar este tercer retiro, pues, de no ser así, las y los trabajadores agrupados desde la región del Biobío a la de Magallanes y de la Antártica Chilena que son parte de esta multisindical, harán sentir su malestar de la única manera en que este Gobierno entiende”.

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de antes de la pandemia.