Recientemente, la empresa de capitales noruegos SalMar entregó su Reporte Anual correspondiente al 2020, en donde el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés), Gustav Witzøe, comenzó subrayando: “¿Quién hubiera imaginado que nuestra compañía saldría de este año de pandemia con resultados casi tan buenos como el año anterior?”.

LEA >> SalMar supera la incertidumbre del mercado y publica “satisfactorios resultados”

De acuerdo con el CEO, cuando la pandemia se extendió por todo el mundo, no era necesario ser un “pesimista incurable” para ver que los problemas iban en aumento. Es que algunos de los clientes más importantes de la industria del salmón de Noruega, hoteles y restaurantes, fueron cerrados. Se cancelaron conferencias y seminarios y gran parte de la industria de viajes entró en hibernación forzada.

En esa línea, Witzøe adujo que “con las fronteras internacionales prácticamente selladas y la mayoría de los aviones en tierra, tuvimos que adaptarnos a lo que fue un ejercicio de logística desafiante para una industria cuya mera existencia se basa en la entrega de pescado a todos los rincones del mundo. Sin embargo, superamos el primer año de pandemia mucho mejor de lo que temíamos. Esto fue posible porque todos, en todos los niveles y en todas las partes de la cadena de suministro, trabajaron de manera excelente”.

A su vez, destacó que los gobiernos y los importadores de todo el mundo “han demostrado su capacidad para evitar que se interrumpa el suministro de alimentos esenciales. Las y los consumidores no permitieron que el cierre de restaurantes se interpusiera en el camino de una dieta saludable, pero demostraron su capacidad para adaptarse al preparar salmón en casa en sus propias cocinas. Y, de alguna manera, los desafíos logísticos también se resolvieron mediante una asociación constructiva entre transportistas, importadores y cadenas de supermercados”.

LEA >> Abordan los desafíos y oportunidades de la industria del salmón

En relación con las inversiones actuales y a futuro, el timonel ejecutivo de SalMar adujo que los salmónidos que se producen en las zonas más adecuadas del mar y en las mejores condiciones biológicas, que se cosechan y procesan localmente, es un mucho mejor punto de partida para la producción sostenible de alimentos. “Y por lo tanto, estamos invirtiendo miles de millones de coronas noruegas en nuestra cadena de valor para asegurar operaciones y crecimiento sostenibles, en los términos del salmón”.

Es así como, según Witzøe, continuarán otorgando una “importancia considerable” a la producción de smolt, con “relevantes inversiones” en la construcción de nuevas instalaciones en Senja y Tjuin.

“Además, estamos invirtiendo en nueva tecnología de contención cerrada y nueva infraestructura costera. Nuestra planta de procesamiento insignia en el norte de Noruega, InnovaNor, se acerca rápidamente a su finalización. Será un gran momento para nosotros, para Senja como región acuícola-pesquera y para la industria de la acuicultura en el norte de Noruega, cuando se procese el primer salmón en la nueva instalación en Finnsnes en 2021”.

“De igual manera -ahondó-, continuamos con nuestro trabajo pionero en el área de la salmonicultura en alta mar (offshore) a través de nuestra subsidiaria SalMar Ocean. Esto incluye la instalación de Ocean Farm 1 y el diseño e ingeniería de Smart Fish Farm, que está destinada a operar en mar abierto. Además, estamos fortaleciendo nuestro compromiso internacional, en Escocia e Islandia, por ejemplo. En Asia, nos estamos acercando aún más a nuestros clientes reforzando nuestras oficinas de ventas, que están realizando un trabajo vital como embajadores de primera línea en todo el mundo”.

LEA >> SalMar refuerza su apuesta por la acuicultura offshore

Trabajadoras y trabajadores

Luego, Witzøe subrayó que son las personas las que marcan la diferencia. “Porque nada puede reemplazar las habilidades y la experiencia de las personas, el deseo de crear algo nuevo y la determinación inquebrantable para impulsar el mundo hacia adelante. Es la suma de todas estas personas capacitadas lo que ha creado SalMar”.

Y para cerrar sus palabras, enfatizó que “las y los trabajadores de todas las partes de nuestra organización nos han llevado a donde estamos hoy, con la hábil asistencia de nuestros colaboradores y socios: proveedores, transportistas, importadores y, no menos importante, los millones de consumidores amantes del salmón en todo el mundo. Son ellos quienes deciden el futuro de SalMar y de la industria del cultivo del salmón. Y el salmón Atlántico (Salmo salar) pertenece al futuro”.

Para conocer las declaraciones completas de Gustav Witzøe, más todos los detalles del comportamiento productivo, sanitario y financiero de la compañía, descargue a continuación el SalMar_Annual_Report-2020.

*Créditos de la foto destacada: SalMar.