Las autoridades noruegas han estado siguiendo muy de cerca la situación del Covid-19 en India, país que está registrando alrededor de 300.000 casos nuevos cada día entre sus 1.380 millones de habitantes. El país escandinavo ha manifestado su preocupación tanto por la situación interna de India, como por las repercusiones que ello podría significar en el manejo de la pandemia a nivel mundial.

“La crisis actual en India puede convertirse rápidamente en un desastre mundial de vacunas. India es uno de los mayores productores de vacunas del mundo y muchos países de ingresos bajos y medianos dependen de él para la entrega de vacunas. Esto muestra con trágica claridad que debemos combatir la pandemia a nivel mundial”, dijo el ministro de Desarrollo Internacional de Noruega, Dag-Inge Ulstein.

De acuerdo con lo reportado, India es uno de los principales productores de vacunas del mundo y un importante proveedor del mecanismo de distribución global de Covax Facility. Si la crisis en India continúa, las entregas de vacunas a otros países podrían reducirse a la mitad o retrasarse. Esto podría tener un impacto enorme, según las autoridades noruegas, en la propagación de la pandemia a nivel mundial, con el potencial de nuevos brotes a gran escala en países con capacidad hospitalaria limitada.

“Las vacunas son el mejor medio para detener la pandemia. Solo el 9% de los 1.380 millones de habitantes de la India han recibido su primera dosis de vacuna Covid-19, en un país que fabrica sus propias vacunas. Al mismo tiempo, otros países han ordenado suficientes vacunas para inmunizar a sus propias poblaciones varias veces. Este es un recordatorio de la necesidad de fortalecer la capacidad de producción de vacunas y garantizar una distribución más equitativa”, dijo Dag-Inge Ulstein.

India está registrando unos 300.000 nuevos casos de Covid-19 diariamente. En medio de este escenario, el sistema de salud carece de oxígeno suficiente para hacer frente a la pandemia. ACT-Accelerator, que está copresidido por Noruega y Sudáfrica, ha lanzado un Grupo de Trabajo de Emergencia de Oxígeno Covid-19, que trabajará para garantizar el acceso a suministros de oxígeno para uso médico en países de bajos ingresos.

“Las imágenes de la India son desgarradoras. El hecho de que la gente haga colas para tratar de conseguir oxígeno para sus familiares enfermos ilustra el doble impacto de crisis como ésta cuando se desarrollan en países donde el servicio de salud ya está colapsando. El oxígeno puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para un paciente con Covid-19. Sin embargo, el oxígeno es precisamente de lo que no tienen suficiente en muchos países de ingresos bajos y medios. Como resultado, están muriendo personas que de otro modo se habrían salvado”, dijo el ministro.

“La pandemia es como un incendio que debe apagarse por todos lados. Necesitamos asegurar más vacunas, pruebas y equipo de protección personal. Al mismo tiempo, debemos asegurarnos de que haya suficientes medicamentos y oxígeno para salvar a los enfermos”, dijo la autoridad noruega.

Fotografía: Archivo/Ministerio de Ciencias de Chile