El “Proceso Regular de Reporte y Evaluación Mundial del Estado del Ambiente Marino”, incluidos los aspectos socioeconómicos, es un mecanismo establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) después de la Cumbre Mundial de 2002 sobre el Desarrollo Sostenible, y su propósito es examinar, cada cinco años, la situación actual y tendencias de los aspectos ambientales, económicos y sociales de los océanos del mundo con el fin de aportar a la formulación de políticas de conservación y uso sostenible.

Este “Proceso Regular de Evaluación Mundial de los Océanos” es coordinado por la ONU y su intención es contribuir al fortalecimiento de la evaluación científica del estado del medio marino mundial a fin de mejorar la base científica para la formulación de políticas. Ya se han desarrollado dos ciclos de este proceso, cuyos informes completos están disponibles para el período de evaluación 2010-2014 y 2016-2020, mientras que el tercer ciclo de evaluación comprende de 2021 a 2025, coincidiendo con el inicio del “Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible” proclamado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El proceso de evaluación es coordinado por el “Grupo de Trabajo Ad Hoc” de Naciones Unidas, que descansa en las contribuciones y coordinaciones de un grupo de expertas y expertos internacional compuesto por 25 destacadas y destacados profesionales provenientes de distintos campos del conocimiento. Estas y estos 25 expertos contribuyen en el proceso a título personal y ad honorem, dando representatividad a las cinco regiones del planeta.

Chile logró representación en la región de Latinoamérica y el Caribe mediante el nombramiento de Mauricio Gálvez Larach, actual director del Centro de Investigación Océano Sustentable (Centro IOS). Las y los otros expertos que representan a nuestra región son Enrique Marschoff de Argentina, Donovan Campbell de Jamaica y Mariamalia Rodríguez Chaves de Costa Rica.

Consultado por este nombramiento, el director del Centro IOS dijo que “es un verdadero honor haber sido nominado para integrar este grupo, pero a la vez es una gran responsabilidad, pues el trabajo que se debe desarrollar apunta a generar el sustento científico para la definición de políticas globales sobre los océanos, y eventualmente sobre políticas y medidas específicas que los Estados deban tomar”.

“Este no es un trabajo de solo 25 expertos; por ejemplo, el segundo informe del Estado Mundial de los Océanos representó esfuerzo colectivo de equipos de redacción interdisciplinarios compuestos por más de 300 personas, seleccionados de un grupo de más de 780 expertos de todo el mundo. Parte de mi función será asegurar la mayor participación de los investigadores y académicos nacionales, y también de las comunidades que disponen de conocimiento tradicional. En Chile hemos desarrollado las ciencias del mar a los niveles más altos si se compara con la región; y toda esa información debe estar resaltada en el tercer informe. Estoy seguro que los investigadores nacionales van a contribuir en aquello”, recalcó.

Por su parte, el director de la Dirección de Medio Ambiente y Asuntos Oceánicos (DIMA) del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrel), embajador Waldemar Coutts, expresó: “Recibimos con gusto este nombramiento y estaremos a disposición para apoyar esta importante tarea. Sabemos de la extensa trayectoria profesional de Mauricio, y confiamos en que sabrá articular las colaboraciones que los científicos nacionales en ciencia marina podrán hacer”.

Luego, subrayó que para el Minrel “es muy importante que Chile, a través de destacados científicos y profesionales nacionales, tenga presencia sustantiva en todos los procesos multilaterales relacionados con el océano, su conservación y el desarrollo sostenible”.

*Fotos: gentileza Mauricio Gálvez.