La subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno, congratuló a pescadoras y pescadores de Juan Fernández que, aglutinados en una cooperativa, están exportando directamente sus langostas a China.

“La langosta de Juan Fernández, capturada por pescadores artesanales, llega a China. Nuestros pescadores se asociaron, cumplieron con todas las normas y lograron exportar de manera directa. Es algo que nos llena orgullo”, destacó la autoridad, al visitar un centro de acopio -en Las Cruces, El Tabo, región de Valparaíso-, donde los crustáceos permanecen en estanques, antes de volar al continente asiático.

LEA >> Entregan más de 1.300 almuerzos solidarios en la comuna de El Tabo

“Y es más emocionante aún ver el tremendo resultado del esfuerzo de nuestros pescadores en el Día del Trabajador”, reflexionó la subsecretaria, mientras observaba, el 1 de mayo, el embalaje del producto en unas cajas que llevan -en letras rojas- la inscripción “Chile Langosta”.

La gerenta de la cooperativa de pescadoras y pescadores, Wendy Rodríguez, detalló que la exportación directa se inició el año pasado y que ya han logrado colocar 16 toneladas de langosta de Juan Fernández en Shanghai, la mayor metrópoli china.

La subsecretaria Gallardo y la ejecutiva Rodríguez coincidieron en que el apoyo de la institucionalidad pública es clave para que las y los pescadores puedan llevar a la práctica iniciativas tan innovadoras y valiosas como la que tiene lugar en Juan Fernández.

En el centro de acopio y embalaje de Las Cruces -de la empresa Seafood Resources Chile (SRC), donde las langostas permanecen antes de ser enviadas a China-, Alicia Gallardo Lagno visitó, además, un cultivo de abalones, molusco que igualmente es exportado a Asia.

Cosméticos con algas

Antes de acudir a las instalaciones de SRC, la subsecretaria se reunió con dirigentas del sindicato “Puesta de Sol”, también en Las Cruces, quienes le informaron de los avances de un innovador proyecto en que están trabajando: producción de cosméticos y de fertilizantes, a partir de algas.

Las pescadoras ya montaron un invernadero destinado al cultivo de las algas que necesitan para confeccionar sus productos, con los que agregan valor a su trabajo y diversifican sus actividades.

“Es emocionante ver sus avances. Sabemos que sus logros obedecen al trabajo, la disciplina y la creatividad, muchas veces bajo condiciones adversas. Algunas de ustedes, además, son jefas de hogar, lo que implica un doble mérito”, expresó la subsecretaria a las algueras, quienes agradecieron los esfuerzos de la autoridad para avanzar hacia una mayor equidad de género en el sector.

Con el apoyo de fondos públicos -a través del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa) y de otras instituciones-, las algueras montaron un laboratorio y un invernadero. De la misma forma, accedieron a un furgón que les permitirá transportar y comercializar los cosméticos y los fertilizantes.