Garware Technical Fibres fue galardonada recientemente en India por el Economic Times Polymers Awards en la categoría de reciclaje -por su trabajo en el campo de los polímeros- donde innovó en la conversión de material de desecho en combustible que pueden utilizar en los vehículos de la fábrica de esta proveedora global de redes y cabos acuícolas.

“Desarrollamos redes peceras y loberas que tienen una vida útil de casi el doble que las redes de nailon, reduciendo directamente la huella de carbono. Fuimos una de las primeras empresas en introducir soluciones de redes basadas en polietileno de alta densidad”, asegura el Dr. Nikhil Gunari, quien es vicepresidente asociado de I+D Garware Technical Fibres.

Así es como, en los últimos diez años, Garware ha trabajado en soluciones de HDPE en el mercado de la acuicultura del salmón y ha proporcionado más de 15.000 toneladas métricas de soluciones de redes de HDPE a la industria de la acuicultura, lo que se traduce en una reducción de 73,5 millones de kilogramos de CO2 equivalente, en comparación con las redes de nailon.

Plastics Europe subraya que el potencial de calentamiento global (GWP – kg CO2 equivalente) por kilo de resina de nailon es de 6,7 mientras que el de resina de HDPE es de 1,8. “Sabemos que, el HDPE es inerte y un polímero hidrófobo, por lo que no pierde resistencia en el agua; así las redes de este polímero muestran una vida útil más larga que se traduce en una reducción de la huella de carbono”, sostiene el Dr. Gunari, añadiendo que para promover la agenda de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, Garware no se detuvo en el HDPE y fue también una de las primeras empresas en lanzar la red Green HDPE en el año 2016 e introdujo la primera red de polímero verde en la industria de la acuicultura.

La red Green HDPE se fabrica a partir de HDPE de base biológica procedente de un recurso renovable como es la caña de azúcar. Así, la red de HDPE verde da como resultado una reducción adicional del 70% en la huella de carbono.

Por su parte, el año pasado, el Instituto Internacional de Investigación para la Fabricación organizó el India Green Manufacturing Challenge: un programa nacional para reconocer las fábricas sostenibles de dicho país. Empresas de fabricación de toda la India participaron en este desafío y Garware ganó la medalla de plata. Las categorías para la evaluación incluyeron: operaciones (energía, consumo de agua, entre otros), productos, insumos (materias primas, entre otras) y humanos (salud y seguridad de la fuerza laboral). Además, Garware ha plantado más de 50.000 árboles para compensar aún más su huella de carbono. Un árbol grande “inhala” alrededor de 20 kg de CO2 al año. Así, su enfoque ha sido reducir su huella de carbono a través de tecnologías sostenibles, reciclar y plantar árboles.