En enero de este año, el ingeniero comercial José Pedro Núñez Barruel asumió como el primer director ejecutivo titular del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura a Pequeña Escala (Indespa), organismo que depende del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo (Minecon).

Al momento de ser nombrado, el ejecutivo se desempeñaba como jefe de la División de Desarrollo Pesquero de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). También fue gobernador de la provincia de Valparaíso (región de Valparaíso) y consejero regional (CORE) entre 2008 y 2012 por la misma provincia.  Anteriormente, había ejercido como subdirector de economía del diario Estrategia.

En conversaciones con AQUA acerca de este nuevo desafío, comentó que la misión del Indespa es “dar un nuevo impulso” al fomento productivo de la pesca artesanal y de la acuicultura de pequeña escala (APE), “y lo haremos con un sello de transparencia en la asignación de los recursos y de equidad tanto de género como territorial. A su vez, continuaremos apoyando las caletas con recursos para adquirir equipos e infraestructura, pero en esta nueva etapa daremos énfasis a la asesoría técnica, la capacitación y el acompañamiento en los proyectos para entregar ‘soluciones productivas reales’ que garanticen un buen uso de los fondos públicos y que brinden un beneficio concreto y permanente a los hombres y mujeres que trabajan en las comunidades costeras”.

Entre esas ideas que menciona, ¿cuáles son las principales líneas que se están trabajando para  impulsar el fomento productivo de la pesca artesanal y la APE durante 2021? ¿Y qué tipo de iniciativas buscan apoyar con mayor énfasis?

Este año vamos a ejecutar una cartera récord en términos históricos, sumando recursos propios y provenientes de los diferentes gobiernos regionales.

Esta cartera confeccionada de la mano con la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), y escuchando atentamente a los propios pescadores y pescadoras artesanales, abarca 16 líneas de acción, como reparación y reposición de embarcaciones dañadas, emprendimiento femenino, apoyo a la comercialización, fomento a la acuicultura de pequeña escala y a las áreas de manejo, impulso a la diversificación productiva y a la agregación de valor, generación de capital social mediante capacitación y formación técnica, incorporación de energías renovables y de sistemas de desalinización del agua de mar, conectividad de Internet, inclusión de comunidades aisladas como Juan Fernández e Isla de Pascua (Rapa Nui) y dotar de equipamiento menor, entre otras materias.

Con estas iniciativas e inversiones queremos mejorar la calidad de vida de nuestros pescadores, darles más oportunidades para que crezcan ellos y sus familias, para que amplíen sus horizontes, y al mismo tiempo queremos contribuir a la gran tarea del Gobierno, que es reactivar nuestra fuerza productiva golpeada por la pandemia.

Una cosa más, nuestro trabajo debe hacerse siempre velando por la sostenibilidad de los recursos y el combate a la sobrepesca.

Desde la puesta en marcha del Indespa, ¿cómo evaluaría el proceso de trabajo, funcionamiento y administración del instituto a lo largo del país?

A tres meses de esta nueva dirección en Indespa, hemos dado certezas y hemos fortalecido el equipo humano de nuestra institución, que es nuestro principal patrimonio. Hemos creado nuevas áreas con énfasis en la asesoría técnica especializada y reforzado los órganos de control interno; estamos implementando crecientemente la presencia del Instituto en las regiones, que será el soporte para los futuros consejos consultivos integrados por pescadores artesanales.

Estamos generando, además, las alianzas y convenios con otras instituciones públicas orientados al fomento y la capacitación, para que nos cooperen y nos entreguen su experiencia. Hemos mantenido contacto y comunicación con cientos de pescadores, con sus organizaciones de base y con sus confederaciones.

Estoy muy consciente que la pesca artesanal espera mucho de nosotros, que tiene puestas sus esperanzas en nosotros, y por lo mismo no los vamos a defraudar; paso a paso, porque no es posible hacerlo todo en un día, pero siempre para adelante.

Pensando a futuro, ¿cuáles son las principales proyecciones o metas que se propone la institución? ¿Qué podemos esperar para la pesca y APE chilena?

Para el futuro tenemos muchos planes y proyectos. Tenemos puesto los ojos en algunos referentes como son Indap (Instituto de Desarrollo Agropecuario) y Sercotec (Servicio de Cooperación Técnica) en Chile, y como son Fondepes y Diverpes en Perú y España respectivamente.

Indespa debe crecer de la mano con los hombres y mujeres de mar, potenciar las caletas como verdaderos polos de desarrollo económico, social y cultural, abarcando desde las más grandes hasta las más pequeñas y alejadas.

Tenemos que hacer más por la equidad de género, más por la inclusión y seguridad social al interior de las caletas, más por los discapacitados en nuestro sector, más por el cuidado del medio ambiente marino y costero, por combatir el plástico en el mar, por promover la economía circular, reciclar los desechos de la pesca, proteger los ecosistemas, por la alimentación saludable; en fin, tenemos mucho trabajo por delante, pero también tenemos un gran grupo humano de funcionarios y funcionarias comprometidos.