“Los océanos están amenazados. Para salvarlos, debemos entenderlos. Debemos comprender las corrientes y las temperaturas, debemos comprender los animales y las plantas, así como la ecología del océano en su totalidad, y debemos comprender las comunidades que dependen de ellos”.

Así lo subraya el director ejecutivo (CEO, por su sigla en inglés) de Bluegrove, Bendik S. Søvegjarto, quien explica que “para construir este entendimiento, debemos involucrarnos, tanto con los océanos como entre nosotros. Queremos darles a todas y todos los que se preocupan por los océanos la oportunidad de contribuir a su resurgimiento y supervivencia, y queremos que sea más fácil para todos aprender unos de otros”.

LEA >> El llamado a invertir en genética de los doctores Piñeira y Gallardo

Es así que Bluegrove lanzó la iniciativa #EngageWithOceans, que comenzará con la recopilación de conocimientos e información, que se compartirán ampliamente a través de una serie de podcasts de video, artículos y otros contenidos. Se utilizará un sitio web exclusivo en engagementwithoceans.com, así como las redes sociales, para difundir la información a tantas personas como sea posible. Con el tiempo, se prevé la introducción de elementos interactivos adicionales.

“Nuestras propias expertas y expertos en aquatech (tecnologías acuáticas o en acuicultura) contribuirán con conocimientos, pero esta no es una plataforma solo de Bluegrove. Todas y todos son bienvenidos a participar, ya sean empresas de acuicultura y pesca comercial, académicos e investigadores, políticos y legisladores, o activistas, comunidades costeras y consumidores. Queremos facilitar debates que sean inclusivos y esperamos que sean animados”, precisa Søvegjarto.

LEA >> Chile asegura participación en Tercer Ciclo de la Evaluación Mundial de los Océanos

Beneficios del océano

Vivimos en un planeta donde la mayoría de los recursos son finitos. La recolección tanto de los océanos como de la tierra ha ayudado a equilibrar nuestro impacto en el medioambiente. Es así como este proceso nos ha apoyado a medida que hemos evolucionado de cazadores-recolectores a convertirnos en miembros de una sociedad industrial.

 

Y en un momento en que la población mundial ha seguido creciendo a un ritmo acelerado, los océanos han desempeñado un papel importante en la mejora de la vida de muchas y muchos.

Por ejemplo: los océanos son una fuente de alimento; las comunidades costeras han dependido del consumo de pescado y otras especies marinas y, con el tiempo, también es posible transportarlo a las personas que viven más tierra adentro; son una fuente de oxígeno; son una fuente de medicina, desarrollada tanto a partir de plantas marinas como de especies marinas; son una fuente de alegría e inspiración, beneficiosos tanto para la salud física como mental; son una fuente de energía, ya sea petróleo y gas extraídos del lecho marino, o fuentes de energía renovable como la energía de las olas y las mareas o los parques eólicos marinos; los océanos han evolucionado como conductos para los intercambios culturales y el comercio, como resultado de exploradores aventureros que cruzaron los mares para descubrir personas y continentes que antes no sabían que existían; y además han ayudan a mejorar los medios de vida y el crecimiento económico.

“Vale la pena entonces conservar muchos de esos beneficios para el futuro, pero esto no será posible a menos que cambiemos nuestras costumbres. Si continuamos al ritmo actual de explotación, pronto nos quedaremos sin recursos. Es que sencillamente no es sostenible”, advierte el CEO de Bluegrove (en la foto).

LEA >> Pescadores de La Higuera buscan que Corte Suprema rechace definitivamente el proyecto Dominga

En la misma línea, Bendik S. Søvegjarto dice que “lo leemos todos los días: deforestación; la escasez de agua; especies en extinción, tanto en tierra como en el mar; contaminación, desechos y emisiones nocivas en tierra, pero la triste verdad es que todos tienden a terminar en los océanos. Las aguas residuales y los productos químicos industriales se mezclan con plástico y otros desechos; las emisiones de dióxido de carbono son absorbidas por los océanos y esto provoca una acidificación que amenaza la vida de los peces y otras especies marinas. En definitiva, el cambio climático representa una seria amenaza tanto a los océanos como a las poblaciones costeras”.

Es así como la iniciativa #EngageWithOceans se propone comprender todos estos desafíos y problemas de manera adecuada, con el objetivo de identificar soluciones del mundo real. De igual manera, creará una declaración de misión, que se desarrollará en asociación con las partes comprometidas. Esta declaración de misión incluirá un plan de acción que todas las partes pueden adoptar y comprometerse, ya sea total o parcialmente. Al garantizar el compromiso de actuar, la iniciativa contribuirá a generar un cambio real, sostienen en Bluegrove.

“Espero que muchos de nosotros ya estemos de acuerdo sobre los temas más amplios, y ya compartimos una
único objetivo: salvar los océanos de la destrucción. Realmente creo en el poder de las personas que trabajan juntas, que pueden tener un gran impacto. Podemos marcar la diferencia aquí y no es suficiente simplemente dejar los océanos en paz”, concluye Bendik Søvegjarto.

LEA >> Conmemoran el Mes del Mar con ciclo de charlas y “embajadores” virtuales

LEA TAMBIÉN >> Estrenan cápsulas para difundir la investigación científica marina

*Créditos de la foto destacada (de contexto): Alex Lindbloom. Gentileza: Mauricio Gálvez.