BioMar anunció recientemente Larviva Orbit, que es un nuevo concepto de alimento RAS que busca mejorar la eficacia previo a la engorda en mar.

De acuerdo con la compañía de origen danés, esto apoyará un proceso de la industria que consiste en prolongar el tiempo de los alevines en hatchery antes de su traslado al mar. Esto contribuirá -según la propia empresa- a la aceleración del uso de tecnología RAS en la fase de “preengorda” y, con esto, el desarrollo de la fase de hatcheries con agua de mar para especies de peces marinos.

“Comprendemos lo desafiante que pueden ser las operaciones de RAS (sistemas de acuicultura con recirculación), en la medida que demandan mano de obra cualificada, atención adicional a los peces, dietas especialmente diseñadas para adaptarse a los requisitos para, finalmente, tener éxito con un sistema de tecnología RAS”, sostuvo la Product Manager for Marine Fish Hatcheries de BioMar, Joana Amaral (en la foto destacada), en referencia a una de las etapas productivas que es considerada un “cuello de botella”.

Los alevines marinos -de especies que desarrollan todo su ciclo en el mar- en su fase inicial pueden ser muy frágiles y presentan retos adicionales en la vida en el mar. Durante los últimos años, los centros de cultivo marinos, principalmente en la zona del Mediterráneo, han experimentado la necesidad de aumentar la producción de alevines en tierra. Esto ha dado lugar a un cambio de mentalidad y a una transición acelerada de los sistemas tradicionales de flujo abierto a tecnologías más avanzadas, como los RAS, especialmente para las fases de cría y “preengorda”.

“En BioMar hemos establecido una sólida experiencia en el segmento del RAS basada en una amplia investigación y desarrollo, y en la experiencia adquirida tras años de fructífera colaboración con quienes cultivan con estrategias RAS en todo el mundo. Pensamos que era el momento adecuado para transferir toda esta experiencia a las fases marinas previas a la engorda”, continuó Joana Amaral.

Este nuevo concepto de alimentación incorpora fórmulas optimizadas, una mejor calidad física de los gránulos y un impacto probado en la estabilidad de las heces y reducción de sólidos pequeños. Todo esto responde a las necesidades específicas de las instalaciones RAS, afirman en BioMar.

“Nuestros años de experiencia nos han demostrado que el diálogo entre el personal de la planta de incubación y nuestros asesores técnicos de BioFarm es muy importante para lograr el éxito. Por eso, ‘hagamos RAS juntos’ es nuestra forma de decir a nuestros clientes que no están solos a la hora de adaptarse a las condiciones cambiantes del negocio o de implementar nuevas tecnologías”, declaró Henrik Aarestrup, quien es VP LATAM, Shrimp & Hatchery del grupo BioMar.

El nuevo concepto de alimentación, Larviva Orbit, llega en el momento oportuno con una solución para el avance de las operaciones de hatchery marina en el Mediterráneo, y se espera que apoye a la industria durante este período en que el impacto de la crisis por Covid-19 (coronavirus) se hace sentir drásticamente en este mercado, añadió la firma danesa, detallando que los alimentos de la línea Larviva Orbit estarán disponibles a partir de junio próximo.

Fotografías: BioMar