A un paso de convertirse en ley quedó un proyecto que dispone la equidad de género en la conformación de los organismos pesqueros y acuícolas con rango legal, y que reconoce los oficios tradicionales desempeñados por las mujeres en las caletas.

La iniciativa fue aprobada recientemente en el Senado -por unanimidad y sin discusión- y ahora pasará a la Cámara de Diputadas y Diputados para cumplir su tercer trámite constitucional.

“Estoy feliz. Este es un tremendo logro para las miles de mujeres que se desempeñan en el sector artesanal a lo largo de Chile. Ellas han trabajado y batallado durante años para que se reconozca su labor, y lo están consiguiendo. ¡Les mando a todas un gran abrazo, y les digo que continuaremos trabajando juntas para que crezcan y alcancen sus sueños”, afirmó la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno.

La autoridad siguió de modo virtual la sesión del Senado, junto con más de 40 dirigentas de la pesca artesanal de distintas regiones, quienes reaccionaron emocionadas cuando el proyecto fue aprobado.

Entre las representantes de las pescadoras se contó Sara Garrido, presidenta de la Corporación Nacional de Mujeres de la Pesca Artesanal, quien desde el primer minuto apoyó esta iniciativa.

Además de establecer criterios de equidad de género en la integración de diversos organismos pesqueros y acuícolas (como comités científicos, comités de manejo, consejos zonales de pesca, el Consejo Nacional de Pesca y la Comisión Nacional de Acuicultura), el proyecto reconoce a las mujeres que desempeñan oficios en las caletas.

Este último segmento de actividades conexas con la pesca artesanal -algunas de ellas ancestrales y de índole patriomonial- está integrado por encarnadoras, charqueadoras, ahumadoras, tejedoras, fileteadoras, carapacheras y desconchadoras, entre otras.

Las mujeres que siguieron la transmisión de la sesión dijeron que la aprobación de la iniciativa es “un sueño hecho realidad”, así como un avance para terminar con la “invisibilización” que han enfrentado históricamente.

En Chile, más de 23 mil mujeres integran el Registro Pesquero Artesanal (RPA) y se estima que en las tareas conexas trabajan otras 20 mil.