En un momento clave de la discusión regulatoria para la sostenibilidad de la actividad pesquera, la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) recogió importantes recomendaciones internacionales durante un diálogo online realizado este martes.

“Sostenibilidad de los Océanos: Pesca Ilegal y Seguridad Alimentaria”, convocó a Javier Villanueva, especialista en pesca de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO); al dirigente español Javier Garat, presidente de la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras; a Alicia Gallardo, subsecretaria de Pesca y Acuicultura; y a Macarena Cepeda, presidenta de Asipes.

Precisamente, la dirigenta del gremio pesquero de la zona centro sur aseguró que “es preciso impulsar un diálogo que permita promover y consensuar miradas para avanzar hacia un futuro que nos demanda gestión integrada y sostenible de los recursos naturales y actividades productivas”.

Combate a la ilegalidad

A través de la FAO, Naciones Unidas impulsa una robusta agenda de ordenamiento de la actividad pesquera, recomendaciones incorporadas de forma importante por la actual legislación chilena. Sin embargo, resta avanzar en el combate a la pesca ilegal, que de acuerdo a la apreciación del organismo internacional representa una seria amenaza a la sostenibilidad de la actividad pesquera. El representante de la entidad anunció que “en febrero de este año se le solicitó a la FAO trabajar en directrices o metodologías para que los estados puedan estimar el volumen que se captura fuera de lo establecido en la ley, de manera que no solamente obtengan datos numéricos, sino que también identifiquen brechas para fortalecer el combate”. Agregó que no solo hay que considerar el plano extractivo, sino que revisar toda la cadena productiva.

Asumiendo la integralidad de este desafío, la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo, recordó acciones de gobernanza como coordinación de flota o veda voluntaria para concientizar en sostenibilidad, como mecanismo basal para un control efectivo. Aunque reconoció que “debemos avanzar hacia la pesca legal, que el consumidor reconozca la pesca legal como un atributo a la hora de elegir”.

Estabilidad

Justo cuando se discute restringir severamente el arrastre en la captura de merluza común, la experiencia europea es elocuente. “No hay artes ni buenos ni malos, y el arrastre es justamente uno de los más regulados del mundo y que contribuye a la seguridad alimentaria. Sin lugar a duda se puede gestionar de manera sostenible, está demostrado que una buena gestión pesquera funciona. Es importante el buen estado de los stocks y la colaboración con los científicos”, comentó Javier Garat, dirigente del principal gremio pesquero industrial de la Unión Europea en referencia a la injerencia no técnica en el debate.

Insistió en que “sobre todo la pesca industrial necesita seguridad jurídica. Si nos basamos en derechos de pesca, hay que respetarlos y mantenerlos en tiempo para que las empresas puedan tener una visión de futuro, invertir y pensar en hacer las cosas a largo plazo. Eso seguro que va a contribuir a generar una pesca sostenible”.

Justamente al inicio de la jornada, la presidenta de Asipes comentó que “vimos los negativos efectos de la ley de la jibia tanto para la pesca industrial como artesanal, por lo que debemos cuidar hoy más que nunca un debate adecuado e informado. Eso es clave para la sostenibilidad de cualquier actividad”, dijo la presidenta del gremio.