La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) publicaron dos manuales de capacitación sobre adaptación al cambio climático para la pesca artesanal y la acuicultura de pequeña escala (APE) en el Repositorio de Documentos de la FAO por proyecto con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).

El proyecto, titulado “Fortalecimiento de la capacidad de adaptación en el sector pesquero y acuícola chileno al cambio climático”, es una iniciativa que responde a la alta vulnerabilidad al cambio climático de la pesca artesanal y la APE en Chile mediante acciones como capacitaciones técnicas a pescadoras y pescadores, acuicultores y tomadores de decisiones que tienen gran convocatoria.

En este contexto, el Centro de Estudios de Sistemas Sociales (CESSO), junto con el Instituto de Investigación Pesquera (Inpesca), diseñó y ejecutó un programa de generación de capacidades en cuatro caletas del país (Riquelme, Tongoy, Coliumo y El Manzano-Hualaihué) para mejorar las condiciones de adaptación al cambio climático.

De acuerdo con las entidades involucradas, la experiencia resultó en un significativo aprendizaje para todas y todos los participantes. Es que el interés en estas comunidades se expresó en una participación de 147 personas que adquirieron conocimiento y habilidades necesarias para la adaptación al cambio climático en el rubro. De igual manera, participantes de cada caleta recibieron formación para ser monitoras y monitores capaces de transferir el conocimiento adquirido. En todo el proceso, destacó el interés y la participación de las mujeres.

“Para contribuir con el desafío de la adaptación de estas comunidades al cambio climático, expandiendo el conocimiento trabajado en el proyecto, se produjo un manual de aprendizaje para quienes participen en la capacitación de este y una guía para los facilitadores del proceso de formación [1]. Estos productos permiten la replicabilidad del programa, tanto a nivel nacional como en otros países de América Latina, el Caribe y otras regiones”, dijo José Aguilar-Manjarrez, quien es oficial de pesca y acuicultura de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.

Por su parte, la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno, subrayó que “para enfrentar los efectos del cambio climático, es necesario fortalecer y consolidar los territorios como focos productivos, de diversificación y desarrollo para las comunidades costeras. Con el objeto de alcanzar esa meta, Subpesca está trabajando en la iniciativa Caleta Inteligente, la cual, mediante un trabajo multidisciplinario, busca, por ejemplo, tender puentes desde el sector público. ¿Cómo? Fortaleciendo la gobernanza, velando por el cuidado de los recursos, promoviendo el valor patrimonial y cultural, apoyando siempre  la diversificación productiva, fortaleciendo el turismo, disminuyendo la brecha digital, y reconociendo el rol de la mujer, cuya visibilización es, además, prioritaria. Todo lo anterior respetando y escuchando a las comunidades costeras, que poseen la experiencia y conocen sus territorios”.

“Cuando las comunidades costeras comprendan el cambio climático y sean capaces de identificar los riesgos o posibles oportunidades que este genera, es el punto inicial para mejorar la capacidad de adaptación y sumarse a las diversas iniciativas que los gobiernos están impulsando, generando sinergias entre los diversos actores, públicos y privado”, complementó el subsecretario del Medio Ambiente, Javier Naranjo Solano.

Mientras que la representante de la FAO en Chile, Eve Crowley, expresó que “tanto el diseño como la ejecución del proyecto, reconocieron que para enfrentar las consecuencias del cambio climático se requiere de la participación de las comunidades locales, los gobiernos y el mundo científico, para salvaguardar los medios de vida de quienes habitan en las costas y quienes dependen de los productos del mar para garantizar su nutrición”.

A continuación puede descargar los manuales:

FAO y CESSO. 2021. Cambio climático – Manual práctico para la pesca artesanal y la acuicultura a pequeña escala en Chile – Edición revisada. Santiago de Chile. http://www.fao.org/3/cb3566es/cb3566es.pdf

FAO y CESSO. 2021. Cambio climático – Guía para el facilitador del aprendizaje – Edición revisada. Santiago de Chile. http://www.fao.org/3/cb3574es/cb3574es.pdf

En la foto destacada: trabajo grupal para la formulación de proyecto de adaptación al cambio climático en marco de las sesiones de capacitación. Caleta Coliumo, región del Biobío. La participación de las mujeres fue un elemento destacado en Coliumo y también a nivel nacional, dando cuenta del aporte y verdadero rol de la mujer en las comunidades costeras. ©Centro de Estudios de Sistemas Sociales.

[1] Se utiliza este concepto en vez de docentes o relatores, dado que estos profesionales deben acompañar el proceso de aprendizaje, entendiendo que en él participan principalmente personas adultas, que traen conocimientos y experiencias previas que deben ser integrados en la formación.