Posturas contrapuestas han quedado en evidencia en el debate en particular del proyecto que establece normas contra la resistencia a los antibióticos (Boletín: 12674-06). Si bien aún no comienza la votación de las indicaciones en la Comisión de Salud del Senado, las audiencias realizadas han revelado que solo existe un punto en discordia: prohibir la metafilaxis, que consiste en administrar antimicrobianos a un grupo de animales clínicamente sanos, pero presumiblemente infectados o susceptibles de enfermarse.

La instancia que analiza la propuesta en primer trámite, de autoría de las y los senadores Carolina Goic, Guido Girardi, Rabindranath Quinteros y Francisco Chahuán, lleva varias sesiones escuchando a actores del mundo de la medicina humana y animal, como de la producción de carne y pescado.

Así han intervenido la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga; la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo; el vicepresidente de la Corporación de la Carne, Emilio Martínez; el jefe de la División de Medicina de la Escuela de Medicina de la Universidad Católica de Chile (PUC), doctor Jaime Labarca; y el asesor de la Subsecretaría de Salud Pública, doctor Rafael Araos.

En días previos hicieron uso de la palabra el director del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Horacio Bórquez; el gerente general de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), José Antonio Alcázar; el representante de AquaChile, Álvaro Varela; el presidente ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Carne (ChileCarne), Juan Carlos Domínguez; y la directora ejecutiva del Consejo del Salmón, Joanna Davidovich.

También participaron del debate, el vicepresidente de la Corporación de la Carne, Emilio Martínez; el presidente del directorio de la Asociación Gremial de Médicos Veterinarios Vinculados a la Acuicultura (MEVEA), Alejandro Poblete; y el director del Laboratorio de Patología de Organismos Acuáticos y Biotecnología en Acuicultura de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Rubén Avendaño-Herrera.

Revise las sesiones:

Sesión del 25 mayo

Sesión del 18 mayo

Sesión del 4 de mayo

Metafilaxis, punto de tope

Si bien todas y todos los actores reconocen la necesidad de contar con una norma que permita regular el uso de antibióticos en humanos y animales, considerando que su sobreingesta ha provocado que las bacterias se hagan resistentes a estos medicamentos perjudicando, directa o indirectamente, la salud de la población; los productores de carne y peces han efectuado críticas al proyecto.

El principal desacuerdo está en la prohibición de la metafilaxis que establece la iniciativa. Cuando en un rebaño o jaula de peces un individuo presenta una infección se le administra un antibiótico pero como vive en comunidad, el resto de ella debe recibir el mismo tratamiento de manera preventiva. A esto se llama metafilaxis.

El senador Girardi y médicos como Labarca y Araos sostienen que ese uso de antibióticos “innecesarios” termina siendo perjudicial para la salud de la población. El legislador apunta a obligar a las empresas del sector a aislar a los animales enfermos, evitando así generar mayor resistencia. “Usar en forma indiscriminada los antimicrobianos es un acto criminal porque se rompe el equilibrio biológico”, enfatizó.

Araos, por su parte, explicó que “en el caso de la salud humana, la metafilaxis se usa muy poco, por ejemplo si llega a urgencia un paciente con meningitis y estuvo en contacto con otras personas a las que pudo infectar, bueno ahí se les da antibióticos también a ellos, pero haciendo estudios para acotar la administración (…) Ahora entiendo que en salud animal es más complicado por la forma en que los individuos se relacionan, pero lo ideal es evitar hacerlo”.

Desde la industria, aseguran que la metafilaxis es controlada pero es imposible de eliminar. De hecho, la Corporación de la Carne reconoce que “existe riesgo en el uso de esos medicamentos, pero no hay otra forma de combatir las infecciones. Nuestros protocolos apuntan a minimizar ese riesgo, pero no podemos funcionar si nos prohíben esta herramienta (…) Además cada sector es distinto, no es lo mismo el porcino, el bovino, el ovino, el caprino o el avícola; no se puede homogenizar el uso de antibióticos en distintos animales”.

Este enfoque es compartido por la senadora Ena Von Baer, quien ha sido partidaria de estudiar con calma esta normativa considerando la situación en que se encuentran los productores, sobre todos los del mundo de la ganadería.

Respecto de la necesidad de armonizar el proyecto con las definiciones internacionales, el Ministerio de Agricultura y la Subsecretaría enfatizaron la importancia de la triada que forman la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), donde Chile tiene un rol activo en el control de antibióticos.

LEA >> [OPINIÓN] La importancia que tiene para las generaciones futuras la explotación acuícola sustentable

Alicia Gallardo reconoció que “si la ley establece un etiquetado que dé cuenta de la cantidad de antibióticos que presenta un producto, en lo acuícola será muy complicado. Cada antibiótico tiene su forma de administrar y es complejo uniformar eso; podría generar problema con los productos que entran y salen de Chile”.

LEA >> Salmonicultura: Presentaron cuarta edición de manual sobre uso de antimicrobianos

Por otra parte, la autoridad admitió que en el caso del salmón, producto del virus ISA que afectó a la industria en el 2007, se debieron endurecer los estándares. La subsecretaria del ramo reconoció que “fortalecimos la ley, de hecho somos el único país del mundo que tenemos prohibido el uso de antibióticos de manera preventiva (…) por lo mismo, cumplimos con los límites máximos residuales que permiten el consumo humano de estos productos”.

LEA >> Salmonicultura: El trabajo de la autoridad noruega y chilena para disminuir el uso de antimicrobianos

Búsqueda de acuerdo

Hace pocos días, el senador Girardi informó que ha sostenido varias reuniones con el Ministerio de Salud (Minsal) con el fin de simplificar esta discusión.

“Coincidimos que el texto está prácticamente acordado y podría ser despachado a Sala sin modificaciones salvo la prohibición de la metafilaxis. Por eso vamos a presentar indicaciones para no prohibirla, sino limitarla a casos puntuales y propiciar el debido control”, aclaró.

Es así como en los próximos días este proyecto deberá ser puesto en tabla en la Comisión.

*La foto destacada es de contexto.