El opérculo de los peces óseos (Osteichthyes) es una estructura que cubre y protege las branquias, formando parte de un sistema muy bien sincronizado, que permite un adecuado intercambio gaseoso. Cuando existe alguna alteración, los peces están obligados a realizar un mayor esfuerzo para mantener los adecuados niveles de oxigenación, lo que deriva en cuadros de estrés y a su vez, en una reducción del performance productivo. Adicionalmente, la retracción opercular deja expuesta a las branquias al ingreso de patógenos por esta vía al pez, tornándose además susceptibles a daño branquial e irritación, lo que también podría afectar una adecuada transferencia al mar.

Lamentablemente, la prevalencia de este fenómeno se ha mantenido con una tendencia al alza durante el último tiempo por causas de índole multifactorial, que podrían tener relación con el uso de recirculación o flujos abiertos con temperaturas elevadas; un aumento en el amonio, CO2 y mala calidad de agua en general y/o con enfermedades de tipo bacterianas que también podrían afectar la retracción opercular.

Lo interesante es que Skretting Chile, gracias a varias pruebas de campo, ha demostrado que la dieta Protec es una herramienta nutricional eficiente para el control del acortamiento opercular, tal como señala Charles Booth, product manager de Agua Dulce en Skretting Chile, respecto de los últimos trabajos realizados junto a Hendrix Genetics.

“En el trabajo con nuestros clientes, nuestro equipo entrega una asesoría a la medida, que les permite hacer un levantamiento del problema y ver opciones de mejora. En este caso, nuestra Asistencia Técnica pudo sostener una reunión con el departamento de salud de Hendrix Genetics, quienes decidieron avanzar con el uso de la dieta, dando seguimiento a la evolución que tuvieron sus peces. De esta manera, logramos recoger buenos resultados respecto al acortamiento opercular, demostrándose la efectividad de Protec en peces en su etapa Fry”, dijo.

Asimismo, el propio gerente general de Hendrix Genetics en Chile, Rodrigo Torrijo, señaló que “en los seguimientos productivos que hacemos con clientes, pudimos apreciar que bajo cierta combinación de factores de tasas de recambio y calidad de agua podía llegar a observarse cuadros severos de acortamiento opercular, afectando de forma importante la performance de los alevines. Por eso, decidimos hacer algunas pruebas de campo con Protec, lo que dio muy buenos resultados. La consistencia de estos resultados nos llevó a tomas la decisión de usar la dieta de Skretting en nuestra Sala de familias, de manera de prevenir cualquier incidencia de este problema u otros relacionados, en nuestros grupos más importantes: los núcleos genéticos, ya que para un programa genético es crítico que el desarrollo temprano de estos individuos transcurra de manera óptima”.

Como conclusión respecto de esta interesante colaboración, es posible mencionar que las dietas funcionales como Protec confieren al pez un fortalecimiento total que va más allá de la prevención de enfermedades, permitiendo, además, la aceleración y recuperación de tejidos dañados. Charles Booth es enfático en señalar que “el oportuno uso y/o recomendación de la dieta puede ser realmente determinante en el éxito de los resultados productivos para la fase de agua dulce”.

Fotografía: Skretting Chile