El centro de investigación NorthWind sobre energía eólica lanzó recientemente sus actividades. Esto, en el marco de su primera asamblea general.

La investigación del centro se divide en cinco áreas de trabajo, cuyos líderes realizaron presentaciones en las que describieron sus objetivos para los próximos años. El centro tiene como finalidad hacer que la energía eólica sea más barata, más eficiente y más sostenible. Y una de sus principales áreas de interés es la investigación de la energía eólica marina.

El líder del centro y científico jefe de SINTEF, John Olav Tande, subrayó que existen grandes reducciones de costos al alcance de la energía eólica marina flotante y fija en el fondo, pero que estas reducciones de costos no se producirán automáticamente.

“El camino hacia el éxito en la energía eólica marina depende de tres factores: desarrollo, investigación e innovación. Y los tres deben estar presentes”, enfatizó.

Es así como NorthWind busca garantizar el progreso en los frentes de investigación e innovación. La parte de desarrollo de la ecuación recibió un impulso positivo la semana pasada, cuando el Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega anunció planes para permitir el desarrollo a gran escala de la energía eólica marina.

NorthWind reúne a más de 50 socios de instituciones de investigación e industrias de todo el mundo. Está dirigido por el instituto de investigación SINTEF, con miembros como NTNU (Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología), NINA (Instituto Noruego para la Investigación de la Naturaleza), NGI (Instituto Geotécnico Noruego) y UiO (Universidad de Oslo).

NorthWind está cofinanciado por sus socios y por el Estado a través del programa de Centros de Investigación Energética para el Medio Ambiente del Consejo de Investigación de Noruega.

*Imagen destacada: SINTEF.