El Subdepartamento de Genética Molecular del Instituto de Salud Publica de Chile (ISP) confirmó recientemente la detección del primer caso de la variante Delta de SARS-CoV-2 (coronavirus causante de la enfermedad denominada Covid-19) en territorio nacional.

Se trata de una mujer chilena proveniente de Estados Unidos que llegó al país con un examen PCR (reacción en cadena de la polimerasa) negativo y que al repetir el testeo en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez también arrojó un resultado negativo, y que al séptimo día de cuarentena preventiva -vive en Talca, región del Maule- se volvió a realizar un PCR. Esta vez sí dio positivo, razón por la cual se efectuó una evaluación genómica al examen, que permitió identificar que se trata de la Delta.

La jefa del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud (Minsal), doctora Alejandra Pizarro, se refirió al seguimiento de viajeras y viajeros, y adujo que, «debido a la situación epidemiológica en Chile y el mundo, las fronteras de nuestro país se encuentran cerradas. No puede entrar ni salir ninguna persona, salvo algunas excepciones, principalmente de razones humanitarias», aseguró.

Variantes

La variante Delta se ha detectado -según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud, OMS- en 85 países y en 49 estados de Estados Unidos. En Latinoamérica, ha sido reportada en Perú, Argentina, Brasil y ahora en Chile.

Al respecto, el director (s) del ISP, Heriberto García, dijo que «la situación que hoy vivimos, en torno a las variantes del SARS-CoV-2, es predecible como parte del comportamiento de los virus. Aparecerán más variantes, algunas quizás más complejas, por eso insistimos en que cada persona debe respetar las medidas sanitarias, eviten las salidas innecesarias, las aglomeraciones, no se expongan, usen mascarilla, ventilen sus hogares y no deben olvidar vacunarse, porque es la forma más efectiva para combatir la pandemia«.

A su vez, enfatizó que «es importante que la ciudadanía sepa que en Chile se realiza un trabajo de vigilancia día a día. Y el ISP es centro referente de la técnica de secuenciamiento de la OPS (Organización Panamericana de la Salud) en la región y hemos aumentado nuestra capacidad, secuenciando muestras de aeropuertos, de brotes y de búsqueda centinela en la comunidad, entre otras investigaciones epidemiológicas».

La variante Delta (B.1.617.2) informada corresponde a un caso que se suma al informe estadístico del ISP, el cual indica que entre el 1 y 14 de junio se ha realizado la secuenciación de 314 genomas completos de SARS-CoV-2, detectándose once linajes diferentes: la variante Gamma (B.1.1.28.1; P.1) fue detectada en 205 (65,3%) casos; la Lambda (C.37) en 78 (24,8%) casos; la variante Alpha (B.1.1.7) fue detectada en cinco (1,6%) casos; la Epsilon (B.1.429) en dos (0,6%); el linaje B.1.1.348 fue detectado en un (0,3%) caso; y el linaje B.1.621 fue detectado en ocho (2,5%) casos, detalló el ISP.

«La vigilancia activa de genomas completos se está reforzando a nivel nacional con la coordinación conjunta del Instituto de Salud Pública, laboratorios de la Red de Vigilancia de Virus Respiratorios del ISP, servicios de Salud, seremis y el Minsal, generando desde mayo alrededor de 200-250 genomas completos de SARS-CoV-2 cada semana», aseveró García.

«No deja de dar sorpresas»

Por su parte, el profesor Tim Spector, que dirige el estudio de síntomas de Zoe Covid, ha explicado que quienes contraen la variante Delta -detectada en India- pueden presentar cuadros graves, aunque sean jóvenes y sin enfermedades de base, tal como todas las demás variantes: «Eso sí, esta se caracteriza por su aún mayor nivel de contagiosidad».

Entre los síntomas más frecuentes -dijo en entrevista concedida a la BBC– son dolor de cabeza y de garganta y secreción nasal. «El riesgo es que aunque no se sientan enfermas, estas personas pueden ser muy contagiosas y poner en riesgo a otras y otros», reiteró el especialista.

En tanto, la doctora María Cristina Ajenjo, quien es infectóloga y asesora del Observatorio de Enfermedades Infecciosas de la Universidad Católica de Chile (UC), subrayó que «la pandemia no deja de dar sorpresas. Y el del proyecto Covid Symptom Study que dirige el doctor Spector es, según mi conocimiento, uno de los primeros reportes que relacionan ciertos síntomas con una variante específica como la Delta».

Luego, la experta precisó que las múltiples variables que han surgido de la cepa original se diferencian no solo en sus características virológicas, sino también en su contagiosidad y su presentación clínica.

El desafío ahora es realizar el diagnóstico diferencial con otras enfermedades comunes como la rinitis alérgica, el resfrío común causado por rinovirus u otras variedades de coronavirus o la infección por virus influenza, por ejemplo. «Esto cobra particular relevancia en los países del hemisferio sur, que ya estamos llegando al invierno y que podemos esperar la circulación de otros virus respiratorios. Ello complicaría aún más la situación de los centros de salud ya muy exigidos por la pandemia«, advirtió la doctora Ajenjo.

*Fuente de la foto destacada: Observatorio de Enfermedades Infecciosas UC.