En enero de este año, la Asociación de Salmonicultores de Magallanes anunció el lanzamiento de su primer Código de Ética, el cual tiene como objetivo elevar los estándares de la industria a nivel local y promover la transparencia, con énfasis en el cuidado del medioambiente y con respeto por el territorio y las y los habitantes, según lo asegurado por el propio gremio.

La inspección del cumplimiento de los principios establecidos en dicho documento, por parte de todas las empresas que son parte de la asociación, recaerá sobre el Comité de Ética, entidad que acaba de ser conformada la semana pasada. El organismo estará compuesto por tres miembros que se deberán regir por el reglamento que define su funcionamiento.

Sus integrantes son Adolfo Alvial Muñoz, biólogo marino y director ejecutivo del Club Innovación Acuícola y de ORBE XXI; Isa María Muzio Consigliere, ingeniera pesquero con experiencia en el sector público y privado; y Mauricio Sandoval Romero, abogado y actual vicepresidente del Colegio de Abogados, capítulo de Magallanes.

Opiniones

Adolfo Alvial manifestó que «la acción proactiva de la asociación refleja su compromiso con Magallanes». Y añadió que «me siento muy honrado de ser parte de este grupo. Son muchos años los que he dedicado en mi vida profesional al desarrollo de la acuicultura en Chile, con el foco de contribuir a una actividad sostenible, de un modo demostrable y transparente, que es la forma de aprovechar una inmensa oportunidad país con visión de largo plazo».

Para Isa María Muzio, «esta es una iniciativa inteligente y responsable que demuestra el esfuerzo conjunto por adoptar la dirección hacia un mejoramiento sistemático. Deseo que trabajemos con acierto y precisión para emitir propuestas que estén en conformidad con los principios que aquí se han instalado».

Por su parte, Mauricio Sandoval adujo que «esta iniciativa, que pone el foco en la ética y la responsabilidad, constata que los asociados tienen la convicción que el mundo productivo esta imbricado con el mundo de la ética y añade que se trata de un gran desafío. Implicará abordar diferentes materias vinculadas a la producción, desde el punto de vista de la ética. Se trata de un espacio que recién se crea, nos corresponde a nosotros lograr que no sea un esfuerzo en vano», expresó.

Desde la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, su gerente general y también secretario del nuevo Comité de Ética, Cristián Kubota, dijo: «Este hito es una muestra precisa de que la industria busca avanzar en una institucionalidad más transparente. El Comité estará integrado por profesionales especialistas y de amplia trayectoria, y su independencia de las empresas garantizará que funcione con la autonomía que exige la importancia de la tarea que se les ha asignado».

*Foto destacada: Asociación de Salmonicultores de Magallanes.