Este miércoles 25 de junio, ProChile realizó un nuevo seminario en el marco del encuentro e-Enexpro Productos del mar que se está realizando por estos días. Ahora, fue el turno del taller “Mercados emergentes: India y Turquía”, el cual fue moderado por el director regional de ProChile Los Lagos, Ricardo Arriagada, y contó con la participación de Felipe Lopeandía, director general bilateral de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales; Marcela Zúñiga, directora comercial de ProChile en India; y Özge Tuysuzoglu, representante comercial de ProChile en Turquía.

Durante el encuentro, Felipe Lopeandía destacó la política comercial abierta de Chile, lo que le ha permitido llegar a los más diversos mercados internacionales y abrir espacio para numerosos productos nacionales. También reconoció que los últimos años han sido desafiantes debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China y los efectos que ha tenido la pandemia del Covid-19 en el comercio internacional. No obstante, se sigue trabajando para que los productos chilenos continúen ganando terreno en el extranjero.

En cuanto a India, el ejecutivo comentó que se trata de un mercado de 1.353 millones de habitantes y que se ha posicionado como la séptima economía a nivel mundial. En 2006, Chile firmó un Acuerdo de Alcance Parcial (AAP) con India, el que entró en vigor en 2007 y que incluía 178 productos. En 2009, en tanto, se inició un trabajo para ampliar el AAP, entrando en vigor en 2017 e incluyendo a más de 1.000 líneas arancelarias.

En 2019, en tanto, Chile e India nuevamente iniciaron conversaciones para ampliar el AAP. La idea es expandir el número de productos beneficiados. “Sería un acuerdo más comprensivo, más cercano a  los Tratados de Libre Comercio (TLC) que Chile tiene con otros socios comerciales. En ese proceso estamos”, mencionó el profesional.

El representante de ProChile reconoció que no es fácil negociar con India, ya que ellos suelen proteger bastante sus productos, pero que, adecuándose a las condiciones, es posible avanzar. Entre los productos que cuentan con rebajas arancelarias está la trucha arcoíris (20%) y el salmón coho (50%), así como el pez espada (20%), sardinas (20%), pulpo (20%) y ostras (50%).

Respecto de Turquía, Felipe Lopeandía comentó que este mercado tiene 84 millones de habitantes, de una edad promedio de 25 años, contando con una ubicación estratégica entre Europa y Medio Oriente. Chile tiene un TLC con dicho país vigente desde el 2011, el cual beneficia al sector minero, pesquero y forestal, entre otros. En el caso de productos de la pesca y acuicultura, hay concesiones arancelarias a través de cuotas según recurso. Por ejemplo, hay una cuota de 1.600 toneladas (con reducción del 50% NMF) para la merluza austral, salmones, sardinas y otras merluzas.

Según lo informado, Chile ha estado tratando de profundizar el TLC con Turquía, con fin de ampliar condiciones de acceso y agregar, por ejemplo, exportación de servicios. No obstante, “hemos estado un poco detenidos por las dificultades que hemos encontrado en la contraparte turca de avanzar hacia un acuerdo aún mejor”. Por ahora, el llamado es a aprovechar las actuales condiciones, para lo cual las oficinas de ProChile en dicho país están dispuestas a cooperar.

Oportunidades para productos del mar

Posteriormente, Marcela Zúñiga, directora comercial de ProChile en India, entregó algunas informaciones sobre tendencias en dicho mercado. Comentó que India es una potencia mundial en desarrollo y que la idea es que quienes deseen incursionar allá comiencen a invertir ahora para estar presentes en el auspicioso futuro que se espera para ese país.

La ejecutiva destacó el despliegue que está teniendo la clase media en India, compuesta por unos 264 millones de habitantes y que es donde está gran parte de los consumidores de productos del mar, los que se han vuelto cada vez más exigentes y demandantes de calidad. “De esos 264 millones de consumidores de clase media alta se proyecta un incremento aproximado de 20 millones para la próxima década y un aumento exponencial en su poder adquisitivo, gracias al crecimiento de la economía”, dijo la profesional.

Acotó que India es el segundo mayor productor de acuicultura y de pescado. Además, es el cuarto exportador de productos del mar a nivel mundial, con envíos por alrededor de US$7 mil millones a unos 115 países, con un Gobierno que ha priorizado el objetivo de convertir al país en el principal exportador de productos del mar del mundo.

La representante de ProChile considera que, a pesar de dicha condición, hay oportunidades para que el seafood chileno pueda entrar al mercado indio. Ello porque “el target de Chile es un mercado de nicho, con productos con valor agregado y con los cuales India no es competidor debido a las características del mismo”.

“Hay un aumento en la conciencia sobre la salud, consumo de alimentos ricos en proteínas y una creciente demanda interna de productos alimenticios a base de pescado”, sostuvo Marcela Zúñiga. Añadió que la clase media emergente sigue creciendo y que, con productos distintos que no se produzcan en India, es posible tener acceso al mercado. Además, se ha visto que India ha sabido reponerse de los efectos de la pandemia, lo que genera buenas perspectivas.

Por su parte, Özge Tuysuzoglu, representante comercial de ProChile en Turquía, entregó detalles de este país. Comentó que se trata de una península rodeada por mar, con aguas frías y calientes que ofrecen una amplia variedad de peces. Es, de hecho, el país número 35 en producción mundial de productos del mar. Sin embargo, depende mucho de la importación de varios productos de seafood.

En cuanto al salmón, comentó que generalmente los turcos prefieren el fresco, aunque también importan congelado. Usualmente, compran salmón desde Noruega, que tiene arancel 0%, pero perfectamente podrían hacerlo desde Chile, de acuerdo con lo descrito.