El conocimiento basado en datos ya ha mejorado la percepción de algunos de los desafíos de bienestar de los peces más urgentes de la industria. Aún así, solo estamos en el comienzo de la transformación digital, es decir de la digitalización, en el cultivo de salmón.

Así lo expresó el director digital de Grieg Seafood, Trond Kathenes, que aclaró: “La digitalización no tiene como objetivo reemplazar a nuestros colegas en las instalaciones de cultivo. Su experiencia seguirá siendo la columna vertebral de esta industria. En cambio, las herramientas digitales les ayudan a tomar mejores decisiones. La valiosa experiencia se combina con hechos basados en datos”, enfatizó.

Según Grieg Seafood, Kathenes, durante años, ha abogado por cómo la digitalización, o “acuicultura de precisión” como la compañía la ha denominado, puede ayudar a mejorar la industria salmonicultora.

Hemos invertido mucho en infraestructura digital en todas nuestras instalaciones de cultivo. Los cimientos tuvieron que construirse ladrillo a ladrillo, y los análisis respaldan la reducción del tiempo en el mar”, adujo la empresa, que añadió que Kathenes y su equipo de jefes de tecnología han construido el centro (hub) denominado Grieg Seafood Analyze, donde realizan análisis de datos y “regresión” junto con colegas que son especialistas en biología.

El centro proporciona nuevos conocimientos y herramientas para el apoyo a las decisiones estratégicas y tácticas, y desde 2019, se han obtenido resultados con alto valor operativo, aseveró la misma compañía.

“Realizamos análisis de datos sobre algunos de nuestros mayores desafíos biológicos: brotes de ISA (virus de la anemia infecciosa del salmón) y úlceras ‘invernales’ en Finnmark (provincia más septentrional de Noruega, si no se considera a la isla de Svalbard como una provincia). Los hallazgos han provocado cambios en la producción para reducir el riesgo de ISA y úlceras ‘invernales’. Este es solo un ejemplo de análisis que puede brindar apoyo a las decisiones estratégicas basadas en datos”, complementó Kathenes.

En la misma línea, Grieg Seafood sostuvo que varios de los análisis apoyan la reducción del tiempo que el salmón pasa en el mar como un camino estratégico para la industria. “Después de una cierta cantidad de días en el mar, la probabilidad de brotes aumenta significativamente, según los datos. Y por esto, estamos enfocándonos en la transferencia post-smolt y en la reducción del tiempo en el mar como una solución para un crecimiento y producción más sostenibles”, subrayó la firma cuyas oficinas centrales están ubicadas en Bergen, Noruega.

Presione aquí para continuar leyendo (en inglés) la información completa.

*Fotos: Grieg Seafood.