Cuantificar las empresas proveedoras de servicios críticos de la industria salmonicultora, identificar las competencias que presentan las y los trabajadores, y conocer la oferta formativa vinculada con los procesos productivos estratégicos, son algunos de los objetivos del “Estudio de la demanda de capacitación técnica para proveedores de la industria del salmón” presentado en el Hotel Cumbres de Puerto Varas (región de Los Lagos).

Este proyecto a cargo de ONG Canales, a través de un convenio de trabajo con la OTIC de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), busca aportar con conocimiento para el desarrollo de capital humano.

En el estudio participaron más de 30 empresas proveedoras de servicios críticos para determinar perfiles, competencias y brechas de las y los trabajadores que ocupan cargos asociados a las distintas prestaciones, como electromecánico, técnico en traslado de peces (wellboat o similar), conductor de carga viva, buzo de fondeo, asistente de buceo, piloto de ROV (acrónimo del inglés Remotely Operated Vehicle) y operario de desinfección.

El director territorial de SalmonChile, Tomás Monge, destacó la importancia de relevar estos rubros en la cadena de valor de la industria acuícola: “Es un estudio interesante y atingente a las necesidades que tenemos como industria y, en especial, para fortalecer el rol de los proveedores que son parte fundamental en todo el encadenamiento productivo. Queremos fortalecer este estudio para avanzar en formación y capacitación en estos rubros tan relevantes para la industria”, adujo el representante gremial.

Para el director ejecutivo de ONG Canales, Eduardo Carmona, esta investigación cumple con dos objetivos: “Este estudio busca identificar las necesidades de la industria, particularmente en las empresas proveedoras de servicios críticos, para orientar una oferta educacional y formativa pertinente, además de posicionar y fortalecer el área de Estudios de ONG Canales. Con esta área buscamos aportar con conocimiento especializado, actualizado y adecuado a las necesidades de los sectores productivos de nuestro país”.

Ricardo Gálvez, quien es gerente comercial de Badinotti Group, resaltó la importancia de trabajar este estudio con las empresas del sector: “Hay tres perfiles que nos hacen mucho sentido como empresa. Creo que las conclusiones que llega este estudio son muy interesantes, en relación con las posibilidades de mejoras respecto a las habilidades de estos perfiles. Es necesario ver cómo seguir trabajando para sacar cosas en limpio en conjunto”, puntualizó.

Algunos de los resultados arrojados por el estudio son la necesidad de profundizar conocimientos propios de las especialidades, adquirir nociones básicas de otras disciplinas, capacitación para operar determinadas herramientas y, por otra parte, en cuanto a las competencias transversales, se evidencia la necesidad de mejorar habilidades comunicacionales y de conciencia medioambiental.

Un ejemplo interesante sobre diagnóstico de competencias es el rubro de conductor de carga viva, donde se evidencia cómo algunas competencias por lograr: conocimientos sobre la fisiología del salmón y sobre el protocolo en caso de recibir salmones que se encuentran en agua con mediciones alteradas en el nivel de oxígeno, temperatura o CO2.

Los resultados permitieron, también, realizar la comparación entre los perfiles definidos por ChileValora y los indagados por el estudio, donde se determinó como relevante y significativo que cuatro perfiles trabajados en esta investigación no se encuentran definidos por la institución, lo que significa un aporte al fortalecimiento y diversificación laboral de quienes prestan servicios a la industria.

La información obtenida será utilizada y compartida en los procesos de reflexión que se sostengan con empresas de la industria y organismo públicos vinculados.

Para acceder al estudio pinchar aquí.

*Fotografía: ONG Canales