En el Día Mundial de la Zoonosis (6 julio), el Consejo Regional de Los Ríos del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet) formuló un llamado para que no se olvide la importancia de las enfermedades de origen zoonótico, con el objetivo que se fortalezca el enfoque Una Salud, recordando la interrelación que existe entre la salud humana, animal y ambiental. Desde diciembre de 2019 a la fecha, el mundo entero ha sufrido los estragos de una nueva enfermedad de origen zoonótico, el Covid-19 (conocida popularmente como pandemia de coronavirus), la que se suma a las más de 200 enfermedades ya existentes capaces de migrar de los animales a las y los seres humanos.

“Es prioritario trabajar bajo el enfoque de Una Salud, cuando sabemos que las zoonosis representan el 70% de las enfermedades infecciosas que afectan al hombre, y que en nuestro país y región tienen presencia”, subrayó el Dr. César Bauza, quien es presidente del Consejo Regional de Los Ríos de Colmevet.

Estas constituyen un grupo de enfermedades que se transmiten de forma natural por contacto directo de los animales a las y los seres humanos. “El mayor riesgo de transmisión se produce en la interacción del ser humano y los animales a través de la exposición directa o indirecta a los animales, los productos derivados de estos o su entorno. Los agentes infecciosos involucrados incluyen bacterias, virus, parásitos, hongos, entre otros, por lo que la responsabilidad del hombre en esta interacción es fundamental”, advirtió el Dr. Roberto Wiegand, médico veterinario especialista en el tema y miembro de Colmevet.

Se sabe que en la actualidad hay más de 200 enfermedades zoonóticas, las cuales en su mayoría son de distribución mundial y causan 2.500 millones de casos de enfermedades humanas y 2,7 millones de muertes de personas en todo el mundo cada año. Así, representan elevados costos para los sistemas de salud y se han convertido en uno de los obstáculos principales para el alivio de la pobreza en los países en desarrollo.

Entre las zoonosis más conocidas está la rabia, el hantavirus, la hidatidosis, el ántrax (carbunco), la triquinosis, la cisticercosis, la leptospirosis, la fiebre Q, la brucelosis, la tuberculosis y también el Covid-19. De ellas, en la región de Los Ríos las de mayor prevalencia histórica son las dos primeras, sumándose la actual pandemia por Covid-19.

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo de la GAA.