La acuicultura existe en España desde hace más de 2.000 años, las antiguas piscifactorías romanas de la costa mediterránea son buena prueba de ello. En la actualidad es el país con la mayor cosecha de acuicultura de la Unión Europea, un 25% del total.

Desde el punto de vista de la producción España destaca por su gran variedad. Junto al mejillón, posicionado a nivel europeo y mundial por la cantidad y calidad de su crianza, destacan especies piscícolas, marinas y continentales, como lubina, trucha, dorada, rodaballo, corvina y lenguado; especies que en algunos casos tienen en España un referente mundial.

Mencionar también el langostino o la gamba, muy introducidas en la acuicultura continental española.

Y como producciones emergentes, encontramos el cultivo de algas, como microalgas para la producción de piensos o las macroalgas como fertilizantes,  y su creciente interés para el consumo humano.

Más información: https://acuiculturadeespana.es/

Cadena de valor y emprendimiento: clave para el éxito del sector

 El sector acuícola español se construye como un sector en constante innovación y altamente tecnológico, que trabaja desde una estrategia bien formada a lo largo de toda la cadena de valor. Ello ha favorecido el significativo crecimiento de la acuicultura en España en las últimas décadas.

Destaca la labor, entre otros agentes, de Acuiplus, que aglutina la representación de la cadena de valor acuícola en España.

La producción acuícola encuentra todos sus insumos tecnológicos y de servicios en España, muchos de ellos representados por empresas de gran experiencia y conocimiento que impulsan el desarrollo sostenible del sector en todo el mundo.

Investigación e innovación

Más de 40 centros de investigación y de 90 Dptos. universitarios trabajan en España en temas relacionados con la acuicultura, tales como IATS – CSIC, IRTA o CETGA entre otros, colaborando entre sí y tendiendo puentes a la industria mediante la transferencia de conocimiento y tecnología. Y promueven líneas de trabajo dirigidas a los retos del sector en materia de salud y bienestar animal, alimentación, gestión y diversificación del cultivo o reducción del impacto ambiental.

Alimentación

Se han desarrollado formulaciones específicas para cada una de las diferentes etapas de crecimiento de las principales especies, destacando entre otras a empresas Dibaq. Y en desarrollo de nutracéuticos y complementos alimenticios España cuenta con empresas como TecnoVit, Bioiberica o HTBA internacionalmente reconocidas.

Se trabaja también en modelos basados en economía circular, siendo un ejemplo de ello empresas como Tebrio dedicada a la cría y producción de insectos para piensos en acuicultura. Las microalgas (Algaenergy) o los extractos naturales de plantas aplicados en piensos para potenciar su calidad nutricional, son otro foco de interés.

Salud y bienestar

España cuenta con alta capacidad de laboratorios y empresas proveedoras de vacunas, diagnósticos y productos que mejoran la salud y el bienestar de las especies. Destacan laboratorios farmacéuticos veterinarios como Cenavisa o AquaTreck con experiencia en investigación y desarrollo de líneas dedicadas a la acuicultura.

Tecnología para la acuicultura

En cuanto a las últimas tecnologías, existen empresas altamente internacionalizadas trabajando en Sistemas de Recirculación en Acuicultura (RAS), en instalación de granjas y soluciones completas de amarre y fondeo, o materiales más eficientes y sostenibles. Ejemplos de ello son Delta Aqua Redes Intermas o SPYA

También destaca la sensorización y robotización desarrollada por empresas como Smalletec, cuya tecnología monitoriza en tiempo real granjas y tanques, mejorando la gestión, bienestar y productividad; así como sistemas innovadores en trazabilidad, calidad del agua ( APRIA Systems, Grupo OX)

Para más información contactar: santiagochile@comercio.mineco.es