Blumar informó -mediante un comunicado emitido el pasado viernes 9 de julio- que su división en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena obtuvo la certificación del Programa para la Optimización en el Uso de Antimicrobianos (PROA) que entrega el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

Esta vez, corresponde al centro de cultivo “Pérez de Arce”, ubicado en la comuna de Río Verde, provincia de Magallanes.

De esa forma, el centro dedicado a la producción de salmón Atlántico (Salmo salar) se suma a “Canal Bertrand”, que fue el primero en recibir esta certificación de Sernapesca, transformándose en el segundo de la filial en Magallanes en obtener dicho sello.

“Es un gran logro para la empresa contar con un segundo centro certificado PROA. Estamos orgullosos de que dos de los tres centros de cultivo que, actualmente cuentan con este sello entregado por Sernapesca, para la especie salar, sean de Blumar. Este resultado nos motiva y a la vez nos desafía a continuar trabajando para sumar más certificaciones libres de antibióticos (antimicrobianos), lo que agrega competitividad a nuestra compañía y a la industria, mostrando que se va avanzando en el objetivo de producción más sustentable”, expresó el gerente de Farming de Salmones Blumar, Pedro Pablo Laporte.

De acuerdo con la compañía, el PROA realiza seguimiento durante todo el ciclo productivo a los centros de cultivo, desde la fase de agua dulce, e incluye la supervisión a la estrategia sanitaria, planes de vacunación, dietas de los peces, entre otros indicadores.

“Como equipo estamos muy contentos de contar con un segundo centro de cultivo en Magallanes con peces que nunca fueron tratados con antibióticos, ni en el ciclo de agua dulce durante sus primeros diez meses, ni en el ciclo de mar, en los siguientes 18 meses. Esto reafirma que vamos en la senda correcta, en línea con la estrategia de la compañía de suministrar el mínimo de antibióticos a nuestros salmones y de tener siempre la disponibilidad de una importante fracción de la producción en Magallanes con un producto nunca tratado”, aseguró el gerente regional de Blumar en Magallanes, Ignacio Covacevich.

Finalmente, resaltó en el compromiso de todas las trabajadoras y trabajadores, “que hicieron posible este logro para la filial de Magallanes”. Y añadió: “Esta certificación reafirma el trabajo realizado por todo el equipo de Blumar Magallanes, que durante todo el ciclo estuvo preocupado por el bienestar de los peces, monitoreando su estado, planificando la estrategia de salud, y muy coordinados en la logística, para cumplir con los tiempos de traslado del alimento para los salmones y en las operaciones, vitales para el proceso productivo”.

*Fotos: cedidas por Blumar.