Pasado el mediodía del lunes (12 de julio), se llevó a cabo, en el área del canal Moraleda en la región de Aysén, una tarea de fiscalización pesquera planificada por la Gobernación Marítima local junto con la participación de las capitanías de Puerto de Melinka y Puerto Cisnes, la que culminó con la detección total de cinco lanchas que se encontraban operando ilegalmente.

En los operativos también participó personal del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), siendo en primera instancia controlada la lancha a motor (L/M) “Marco Polo” que mantenía a bordo 200 kilos de merluza del sur y 150 kilos de sardina austral, mientras navegaba por el canal Moraleda, a unos 74 kilómetros al sureste de Melinka.

El oficial de operaciones de la Gobernación Marítima de Aysén, Carlos Gotuzzo, detalló que “se procedió a la incautación porque la tripulación no logró acreditar el origen legal (AOL) de los recursos; además, no contaban con el Registro Pesquero Artesanal (RPA), infringiendo de esta manera la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA). Todos los antecedentes fueron remitidos al Juzgado de Letras de Aysén, quedando el infractor como depositario provisional. Asimismo, el patrón fue citado a la Fiscalía Marítima”.

Luego, en cercanías de islas Quincheles, también en el área del canal Moraleda, se identificó a dos nuevas embarcaciones pesqueras. Tanto la L/M “Nicole II” y sus cuatro tripulantes, como la L/M “Fernanda I” y su dotación, se encontraban en la zona sin permiso para efectuar tareas de pesca y no contando con autorización de zarpe, quedando todos citados a la Fiscalía Marítima local.

Carlos Gotuzzo subrayó que como parte de la misma fiscalización pesquera, en cercanías del seno Canalad, la autoridad marítima detectó otras dos naves que, como las anteriores, no contaban con autorización de zarpe ni permisos para realizar tareas de captura en el sector. Las embarcaciones y los patrones fueron citados al Juzgado de Letras de Aysén y a la Fiscalía Marítima local.

“Este tipo de tareas son parte permanente de las acciones realizadas por parte de la Gobernación Marítima de Aysén y que tienen directa relación con el combate de la pesca ilegal, permitiendo incautar recursos hidrobiológicos de naves provenientes de otras regiones. Y nuestro fin es denunciar a los tribunales competentes todas aquellas prácticas de pesca irregulares, las cuales afectan gravemente la sustentabilidad de los recursos pesqueros de la región. Lo anterior como parte del Área de Misión de Seguridad e Intereses Territoriales”, concluyó Gotuzzo.

LEA TAMBIÉN >> Incautan cholgas en rampa de conectividad de Chacao

RELACIONADO >> Armada entregó detalles del decomiso de más de 2.600 kilos de salmones en Quellón

*Fotos: gentileza Directemar.