Este miércoles 21 de julio, el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) autorizó el uso de emergencia e importación de la vacuna Sputnik V del laboratorio Gamaleya, para mayores de 18 años, sin límite de edad.

El comité de expertas y expertos convocado para la evaluación, en su mayoría, concluyó que la vacuna es segura (cinco votos a favor, dos abstenciones y un rechazo), no obstante, se está a la espera de mayores antecedentes, específicamente sobre los estudios de inmunogenicidad, los cuales ya han sido requeridos.

Esta vacuna, cuyo fabricante es el laboratorio FSBI N.F. Gamaleya National Research Center of Epidemiology and Microbiology, ha sido autorizada en más de 70 países, entre estos Argentina, Brasil, México y Hungría, puntualizó el director (s) del ISP, Heriberto García Escorza.

La Sputnik V está formada por dos componentes: el componente I es un adenovirus de tipo 26 recombinante de replicación incompetente que actúa como vector que codifica la proteína spike (similar al de la vacuna de Janssen). El componente II, en tanto, es un adenovirus de tipo cinco recombinante de replicación incompetente que actúa como vector que codifica la proteína spike (similar al de la vacuna de CanSino). La separación entre la primera y segunda dosis (componente I y II) es de tres semanas.

“La eficacia de esta vacuna contra Covid-19 es de 91,6% en adultos sobre 18 años, incluidos adultos mayores de 60 años, 21 días después de la segunda dosis, mientras que las conclusiones de seguridad obtenidas en todos los estudios, muestran que la vacuna tiene un buen perfil de seguridad”, argumentó García Escorza.

Luego, afirmó que la mayoría de los eventos adversos detectados fueron leves y moderados, y se recuperaron sin requerir intervención médica: “La vacuna Sputnik tiene una muy buena estabilidad, entre dos y ocho grados de almacenamiento. Sobre los efectos adversos reportados, principalmente en México y Argentina, no hay notificaciones de preocupación”, ahondó.

Y para cerrar, destacó: “La autorización de esta vacuna añade una alternativa más para el suministro de vacunas contra Covid-19 en nuestro país”.

Las otras cinco vacunas ya aprobadas para su uso en Chile son: Pfizer-BioNTech, Sinovac, AstraZeneca, CanSino y Janssen.

*Fuente de la foto destacada: Minsal.