Con el fin de evaluar el cumplimiento de los requisitos sanitarios exigidos por el mercado euroasiático, esta semana se realizó la primera inspección remota en tiempo real por parte del Rosselkhoznadzor, autoridad competente rusa, a la empresa Salmones Blumar S.A., emplazada en la región del Biobío.

Esta modalidad, que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) ha venido implementando desde el año 2020 en establecimientos elaboradores, ha demostrado ser una eficiente herramienta de trabajo que permite dar continuidad a las actividades de inspección oficial, facilitando el control de inocuidad y garantizando el cumplimiento de los requisitos sanitarios de los países destinatarios de las exportaciones acuícolas y pesqueras.

Así lo aseguró el subdirector de Inocuidad y Certificación del organismo fiscalizador chileno, Héctor Escobar, quien destacó que “la inspección se desarrolló exitosamente, permitiendo a los representantes de la autoridad rusa, observar de manera remota las instalaciones de la planta y el proceso que en ella se desarrolla sin inconvenientes, manteniendo además una fluida comunicación entre los participantes de la actividad, intercambiando información, registros y antecedentes de interés”.

“Este auspicioso resultado es el fruto del trabajo colaborativo que ha estado desarrollando y liderando la Subdirección de Inocuidad y Certificación del Servicio y las empresas del rubro, que han comprendido lo relevante que esta herramienta resulta a efectos de innovar en los sistemas tradicionales de inspección y así colaborar en la sustentabilidad del sector exportador”, agregó el representante de Sernapesca.

En ese sentido, Escobar valoró el compromiso del equipo de Inocuidad y Certificación de Sernapesca Biobío, el apoyo del Departamento Tecnologías de Información y Comunicaciones: “También agradecemos la colaboración de la Embajada de Chile en Rusia, y la disposición y cooperación de Salmones Blumar, trabajo conjunto que resulta fundamental para el efectivo logro de la inspección remota”, recalcó.

De acuerdo con Sernapesca, se espera que este tipo de inspecciones se realicen con mayor frecuencia, dado los resultados que a la fecha se han observado y los beneficios que esta fórmula de trabajo puede generar para el adecuado cumplimiento de los requisitos sanitarios de los mercados de destino de las exportaciones pesqueras y acuícolas del país.

*Fotos: gentileza Sernapesca.