Un llamado a la ciudadanía a botar de forma correcta las mascarillas desechables para evitar la contaminación de los parques, calles, bosques, playas, ríos, lagos, mares y los ecosistemas en general, es el que realizaron la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, junto a la alcaldesa de Vitacura (región Metropolitana), Camila Merino.

La ministra Schmidt sostuvo que “la llegada del coronavirus (Covid-19) masificó el uso de mascarillas o guantes, en su mayoría plásticas, las que una vez empleadas se transforman en residuos, porque no son biodegradables ni reciclables a gran escala. Es por eso que hacemos un llamado, especialmente ahora que nos encontramos en Fase 3 (Preparación) y vacaciones de invierno, a cuidarnos utilizando siempre mascarillas, pero ser responsables con ellas una vez que dejamos de usarlas para que no contaminen nuestros parques, calles o playas”.

LEA >> Puerto Montt avanzó: Lo que hay que saber de la Fase 4 del Paso a Paso

LEA TAMBIÉN >> Estos son los argumentos del ISP para haber aprobado la Sputnik V

RELACIONADO >> Conozca el detalle de las modificaciones al plan Paso a Paso

La titular del Medio Ambiente aconsejó, para evitar la generación de “basura Covid-19”, que las mascarillas o guantes de plástico sean desechados en la basura, tomando todos los resguardos: en una bolsa separada esos elementos y utilizando doble bolsa antes de botar en el caso de hogares con personas con coronavirus, evitando poner en riesgo a  las y los recicladores y recolectores y recolectoras.

La alcaldesa Merino, por su parte, aseguró que “en Vitacura nos estamos preparando para el primer fin de semana en Fase 3. Por eso hacemos un llamado a cuidar el aseo de nuestros parques, sobre todo a botar mascarillas y otros elementos en los basureros, tomando todas las precauciones sanitarias. Los parques son una extensión de nuestros hogares; un espacio para todos que debemos proteger”.

Más de 400 años en degradarse

Las mascarillas pesan aproximadamente 4 gramos, por lo que fácilmente pueden ser trasladadas por el viento hacia entornos naturales como ríos, lagos o el mar. Debido a que están fabricadas de elementos plásticos, tardan más de 400 años en degradarse, contaminando gravemente el medioambiente si no se botan de forma adecuada.

LEA >> En Chile: Plásticos de un solo uso generados por establecimientos de consumo de alimentos equivalen a 23.240 toneladas al año

LEA TAMBIÉN >> “Chao colillas”: Llega al Senado proyecto que prohíbe fumar en playas, lagos y ríos

Si cada chilena o chileno utilizara una mascarilla diaria, en el país se desecharían más de 15 millones de estas, aproximadamente, cada 24 horas. Es por eso que siempre se deben botar en la basura para que terminen en lugares de disposición final que evitan que contaminen nuestro entorno o puedan llegar al mar.

LEA TAMBIÉN >> Establecimientos educacionales se suman a innovador proyecto de reciclaje de mascarillas

*Créditos de la foto destacada: Unsplash | Brian Yurasits.