El Gobierno dispuso fondos por más de $53 millones para apoyar a la totalidad de los pescadores artesanales de la región del Maule afectados por las marejadas que se registraron en la zona central, a comienzos de junio. Los recursos se destinarán a la reparación de embarcaciones, así como la adquisición de motores y otros implementos de trabajo.

Tras el fenómeno de las marejadas, la subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno, y otras autoridades, visitaron diversas caletas para dimensionar los daños y buscar fórmulas idóneas para apoyar a las pescadoras y los pescadores perjudicados.

El catastro determinó que los daños se concentraron en la región del Maule, donde el intenso oleaje provocó pérdidas y averías en embarcaciones y motores.

Los recursos públicos dispuestos por el Gobierno, a través de Sercotec y Subpesca, se destinarán a un total de 23 pescadoras y pescadores de las comunas de Pelluhue y Licantén, es decir, la totalidad de damnificadas y damnificados por las marejadas.

Con el fin de concretar la iniciativa, el director zonal de Pesca y Acuicultura de Valparaíso, O’Higgins y Maule, Francisco Caro, inició esta mañana en el sector La Pesca, comuna de Licantén, la entrega de las ayudas. En la ocasión, lo acompañaron el seremi de Economía, Fomento y Turismo del Maule, Matías Pinochet; el director regional de Sercotec, Gerardo Castillo; y un representante de la Municipalidad de Licantén.

La subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Alicia Gallardo Lagno, quien encabezó en terreno el catastro, destacó que “hoy estamos dando una solución concreta a pescadores y pescadoras que, lamentablemente, sufrieron por las intensas marejadas que afectaron a la zona central. Nos comprometimos con ellos y, afortunadamente, el apoyo está siendo expedito para que puedan retomar prontamente sus faenas pesqueras”.

Fotografías: Subpesca