Grieg Seafood Newfoundland (Canadá) informó que pospondrá la primera transferencia de peces al mar hasta la primavera de 2022. La decisión se toma con base en un enfoque de precaución y para reducir el riesgo, ya que la empresa desea desarrollar las operaciones de cultivo de salmón en la bahía de Placentia de manera gradual y responsable.

Según lo informado, durante un muestreo de rutina que se les hizo a los peces seleccionados para ser transferidos al mar desde las instalaciones de Marystown este verano, un pez proporcionó una detección sospechosa de ISA. Durante las últimas semanas, las autoridades veterinarias provinciales han recogido y analizado 295 muestras adicionales. Todas las muestras dieron resultados negativos y no se detectó ISA.

Si bien sería posible transferir el pescado al mar con restricciones, Grieg Seafood Newfoundland decidió ser precavida y no transferir el pescado al mar, ya que la bahía de Placentia es un área prometedora para el cultivo de salmón sin antecedentes conocidos de ISA. “La empresa decidió no correr el riesgo de introducir el virus en el medio ambiente y ha afirmado, desde el principio, que la región acuícola se desarrollará de forma gradual y responsable, para optimizar las condiciones biológicas y garantizar operaciones sostenibles”, manifestaron.

Grieg Seafood comunicó que 1 millón de peces que estaban programados para el traslado marítimo este verano serán sacrificados. Todos esos peces se encontraban en el mismo sistema RAS que el pez con la detección, y la compañía no podría haber mantenido su estándar de salud y bienestar si aquellos peces hubiesen estado en contacto con el virus.

Ahora, se ha iniciado una revisión exhaustiva para averiguar por qué ocurrió una detección de ISA, y posteriormente se implementarán medidas para evitar sucesos similares en el futuro.

El impacto financiero del aplazamiento es menor, ya que el primer grupo de peces tenía pocos individuos en comparación con las operaciones regulares, precisaron.

Durante la primavera y el verano de 2022, se planea transferir al mar alrededor de 3 millones de peces, de acuerdo con el programa original. Estos huevos y peces están creciendo bien actualmente en un edificio separado en las instalaciones de Marystown. El pescado se recolectará en 2023 y 2024. El objetivo de recolección de Grieg Seafood Newfoundland para 2025 de 15.000 toneladas se mantiene sin cambios.

Al comentar sobre la decisión, Knut Skeidsvoll, director Gerente de Grieg Seafood Newfoundland, dijo: “Hemos dicho desde el principio que desarrollaremos nuestras operaciones agrícolas en bahía Placentia de manera gradual, responsable y sostenible. Como tal, creemos que es correcto aplicar el enfoque de precaución en esta situación y posponer el traslado al mar hasta la primavera de 2022. Aunque ninguna de las 295 muestras adicionales detectó ningún virus, no queremos arriesgarnos a introducir ISA en el medio ambiente y posiblemente criar peces en el mar sin condiciones óptimas para la salud y el bienestar de los peces”.

Fotografía: Grieg Seafood