Lograr que pescadores artesanales diversifiquen su trabajo, incorporen nuevas tecnologías, fortalezcan sus conocimientos en cultivos marinos, de manera de mejorar su competitividad, fueron algunos de los objetivos alcanzados en caleta Los Molinos y caleta Huiro (región de Los Ríos), gracias a la labor conjunta entre profesionales de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte (UCN) y los integrantes de los Sindicatos de Pescadores Artesanales de ambas caletas.

El trabajo se enmarcó en el proyecto PDT “Fortalecimiento de las actividades de Acuicultura en Áreas de Manejo de la Región de Los Ríos”, que contó con el financiamiento de Fomento Los Ríos, y cofinanciamiento de la UCN y los asociados a la Federación Interregional de Pescadores del Sur (Fipasur).

Carlos Riquelme, director de Fomento Los Ríos, valoró el trabajo realizado por el proyecto y destacó la importancia de este tipo de acciones con los y las pescadoras locales “es muy positivo para el desarrollo de la pesca artesanal mejorar la competitividad mediante la trasferencia tecnológica. Esto, sin duda, fomentará el desarrollo de la pequeña acuicultura dando a este sector productivo mayor posibilidad de crecimiento y dividendos”.

La iniciativa se desarrolló durante 18 meses, no obstante, debido a la pandemia se presentaron diferentes problemas como la dificultad para reunirse. Sin embargo, gracias al compromiso de los pescadores y representantes de instituciones sectoriales, se continuó el trabajo en tramites sectoriales junto al Consejo Estratégico. Se efectuaron talleres de armado de sistemas de cultivo, de montaje, siembra y monitoreo, entre otras temáticas, bajo medidas sanitarias, trabajo que estuvo a cargo de expertos de la UCN, quienes capacitaron a los pescadores en la tecnología japonesa de cultivo denominada Sistema Long-Line.

Claudio Barrientos, director alterno del proyecto, explicó que el Programa de Difusión Tecnológica (PDT) de Fomento Los Ríos – Corfo, buscó fortalecer la acuicultura que se estaba impulsando incipientemente en la zona, gracias a un proyecto ejecutado con anterioridad. Así, el pescador artesanal puede complementar su actividad pesquera tradicional con la acuicultura a pequeña escala, lo cual se ha venido trabajando gracias al compromiso de los pescadores y a los liderazgos presentes en cada caleta.

Es así como se trabajó con un grupo de 12 socios del Sindicato Caleta Los Molinos de la comuna de Valdivia, quienes en el mes de julio concretaron su primera cosecha y comercialización. Mientras que, con el Sindicato de caleta Huiro, de la comuna de Corral, instalaron dos sistemas de cultivo de piures, posicionando la acuicultura como una alternativa frente a la poca pesca que queda en la zona. En este sentido, la acuicultura de pequeña escala se ve por los pescadores como una alternativa importante de desarrollo, para fortalecer los medios de vida, hacer frente al cambio climático y contribuir a la construcción de ingresos de las familias de las caletas.

Finalmente, Marco Ide, presidente de la Fipasur, destacó que este tipo de iniciativas son muy relevantes para la región y el país, pues dijo que cada día los recursos están escaseando más, hay un agotamiento de los recursos naturales y el desafío es conjugar el desarrollo económico con la preservación de los recursos del medio ambiente. “Cada día hay más apetito por los océanos, por encontrar cosas, y la pesca artesanal no puede marginarse de ello, tenemos que seguir luchando y seguir inculcándole a los pescadores artesanales de esta región, y del país, que una alternativa real es el cultivo”, enfatizó el dirigente.

Fotos créditos:  Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo de la UCN