Este miércoles 4 de agosto, los trabajadores del Sindicato N°2 de la planta Quemchi de Cermaq Chile (en la Isla de Chiloé, región de Los Lagos) comenzaron una huelga legal. Esto, según lo informado, tras no llegar a acuerdo con la compañía en el último proceso de negociación colectiva.

La presidenta del Sindicato N°2 de la planta de Cermaq en Quemchi, Rosa Bahamonde, explicó los puntos que están dificultando el acuerdo. “Se trata de un bono de producción de $8.000 diarios. Tenemos otro bono que es de asistencia, pero este es el bono piso de producción. La empresa nos está dando $6.000 y los trabajadores están pidiendo $8.000. La idea es que sea algo garantizado; que haya o no haya pescado dentro de la planta, se otorgue el bono”.

De acuerdo con la dirigenta, hasta ayer los trabajadores no habían recibido respuesta. “Actualmente, estamos movilizados en huelga indefinida y no hemos tenido ninguna respuesta ni ninguna llamada de la empresa. No ha habido ningún acercamiento ni pronunciamiento”, expresó.

Rosa Bahamonde explicó que “si no llegamos a acuerdo estaremos un mes en huelga. Después del mes, las autoridades dicen que se pueden descolgar las personas que no quieran participar, desde el día 31 en adelante. Pero hasta que no recibamos respuesta seguiremos movilizados”.

Desde Cermaq, en tanto, expresaron que “después de más de un mes de negociaciones, Cermaq realizó una oferta atractiva que involucra importantes aumentos en varios conceptos claves para nuestros trabajadores. Sin embargo, éstos fueron rechazados”.

La compañía añadió que “lamentamos esta situación y recalcamos nuestra posición de puertas abiertas al diálogo para acercar posiciones y llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes, en pos de una colaboración en torno a los objetivos corporativos y el desarrollo de todas las personas que forman parte de Cermaq Chile”.

Fotografía: De contexto/Archivo