La Ley 21.354 vino a otorgar bonos de cargo fiscal para apoyar a las micro y pequeñas empresas, por la crisis generada por la enfermedad Covid-19. Sin embargo, no incluyó dentro de los beneficiarios a todos los sectores económicos-productivos. El hecho fue observado y llamado a corregir por medio de dos resoluciones aprobadas por la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados.

La primera de ellas es la 1621, promovida por los diputados DC Jorge Sabag y Matías Walker y aprobada por 125 votos a favor. En concreto, pide que se ingrese un proyecto de ley que considere como beneficiarios del “bono alivio” a los pescadores artesanales inscritos en el Registro Pesquero Artesanal.

En el documento se resalta que el citado beneficio es un importante esfuerzo para fortalecer el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas. Asimismo, se destaca que su motivación estuvo dada en la denominada “Agenda de Mínimos Comunes”. Dicha política, promovida desde el Congreso Nacional, busca definir un criterio orientador del trabajo del Ejecutivo ante el Parlamento.

Sin embargo, se observa que el citado marco legal no logra responder a todos y cada uno de los sectores más afectados. Entre ellos, a los pescadores artesanales, hoy en grave situación de vulnerabilidad económica y social, tras disminuir significativamente la demanda de sus productos por la interrupción de funcionamiento de hoteles, restaurantes y otras cadenas de comercialización.

Rubros del mar y pirquineros

La resolución 1631 fue aprobada por 122 votos favorables. En lo particular pide al Presidente de la República la modificación o complementación de la normativa vigente por medio de la cual se fijan los rubros especiales afectados por la pandemia provocada por el Covid-19. Ello, con la finalidad de incorporar como beneficiarios del denominado “bono alivio” a nuevos sectores productivos.

Específicamente, se llama a agregar al rubro de los pirquineros y aquellos asociados a las actividades extractivas del mar, como son pescadores artesanales; buzos mariscadores; y orilleros, que incluye a recolectores de algas, machas y huiro, entre otros. En estos últimos casos, se plantea que tengan sus permisos actualizados y estén inscrito en el Registro Pesquero Artesanal.

Al igual que en el caso anterior, se recuerda la letra de la citada Ley 21.354 y la omisión de rubros como los mencionados, que se han visto igualmente dañados por la pandemia.

La idea se propuso a la Sala por las y los diputados independientes Pedro Velásquez, Pepe Auth, Fernando Meza y Bernardo Berger; PS Jaime Naranjo, Luis Rocafull, Daniella Cicardini y Fidel Espinoza; PR Alexis Sepúlveda; y DC Matías Walker.

Fotografía: Cámara de diputadas y diputados