El pasado 23 de julio, en un seminario con las y los trabajadores, Blumar presentó su Quinto Reporte de Sostenibilidad, correspondiente a la gestión 2020. En un encuentro con cerca de 200 personas de plantas y centros de cultivo, dirigentes sindicales y administrativos de la compañía, el gerente general, Gerardo Balbontín, junto con el equipo del área de sostenibilidad, informaron los principales logros y desafíos para los próximos años en materias de eficiencia, innovación, compromiso medioambiental y relaciones con las comunidades.

En la ocasión, se dieron a conocer múltiples indicadores que apoyarán a la empresa en el camino de alcanzar sus objetivos sostenibles hacia 2027. Uno de estos dice relación con el abastecimiento de todas las operaciones con energías renovables no convencionales (ERNC), el cual está operativo desde abril de 2021, configurando una reducción sustancial de sus emisiones y un aporte a la lucha contra el cambio climático.

Para profundizar en la materia, AQUA dialogó con el subgerente de Sostenibilidad de Blumar Seafoods, Felipe Hormazábal, quien analizó los principales puntos descritos en este último Reporte de Sostenibilidad.

Recientemente, Blumar presentó su Quinto Reporte de Sostenibilidad ¿Cuáles fueron, a su juicio, los principales logros que destaca el documento?

Nosotros entendemos la sostenibilidad como un proceso de mejora continua y, en base a ello, unificamos tanto la estrategia sostenible, como la de nuestro negocio, haciendo que vayan en el mismo sentido. Este reporte muestra la gestión en pesca y salmones de 2020, de lo cual estamos muy satisfechos, porque hemos avanzado decididamente en nuestros compromisos ambientales, sociales y económicos, a través de convenios y otras iniciativas que permiten disminuir, reutilizar y reciclar los residuos propios de nuestras actividades, fomentando criterios de manejo sostenible en toda la operación. Ejemplo de lo anterior es que, desde abril, toda nuestra operación se abastece en un 100% de energías renovables no convencionales, lo que permite un impacto positivo concreto para mejorar nuestros indicadores y contribuir a disminuir las emisiones del país.

Además, en el segundo semestre de 2020 nos convertimos en la primera empresa de la industria en suscribir un crédito sindicado bajo la modalidad de Sustainability Linked Loan, que involucra un compromiso voluntario con acciones en torno a la sostenibilidad. Así, demostramos y reiteramos una vez más nuestro compromiso en esta materia.

Por último, en el área de salmones, el reporte refleja los avances de la compañía con la disminución en el uso de antibióticos. Hemos registrado una baja de 31% en relación a la medición hecha en 2017, lo que nos deja en un excelente pie para nuestro objetivo de alcanzar una reducción de 58% en los próximos seis años.

En términos de reducción de la huella de carbono, ¿cuáles han sido los principales avances de Blumar? ¿Qué metas a futuro se han propuesto en este tema?

Gracias al trabajo de la Gerencia de Operaciones de Pesca y todo ese equipo, en 2020 fuimos reconocidos por Huella Chile con el Sello de Reducción en la planta de harina de pescado ubicada en Talcahuano y, nuevamente, con los Sellos de Cuantificación de la huella de carbono en todas nuestras instalaciones, incorporándose este año Pesquera Bahía Caldera y la planta de procesos de Salmones Blumar en Talcahuano.

En línea con los compromisos ambientales que se han ido adquiriendo como país para enfrentar el cambio climático, nos hemos propuesto generar una estrategia para contribuir en ese objetivo. Además, queremos certificar nuevamente con los sellos de Huella Chile todas nuestras plantas, incluyendo los centros de cultivo y establecer nuevas metas de reducción para los próximos años, invirtiendo permanentemente en nuevas tecnologías que permitan reducir la emisión de olores en nuestras plantas de procesos.

Seguiremos desarrollando iniciativas que nos permitan seguir creciendo en sostenibilidad. Ejemplo de eso es el proyecto que estamos desarrollando junto a la Universidad de Aysén y SalmonChile para el desarrollo de la acuicultura multitrófica. Este es un plan piloto que estamos llevando a cabo en dos centros de cultivo de la empresa, donde estamos cultivando algas y monitoreando el efecto que tienen las mismas sobre las condiciones ambientales. Este sistema es un camino para acortar las brechas que existen en la actividad y un paso más para avanzar en la carbono neutralidad, ya que las algas son grandes fijadoras de gases de efecto invernadero.

Asimismo, ¿hay avances en materia de reciclaje y/o gestión de desechos?

Hemos estado desarrollando un plan de gestión de residuos en nuestras instalaciones de pesca y salmones, lo que permite el reciclaje de gran parte de los residuos utilizados durante el proceso de producción y operación. En promedio, en 2020 logramos que un 46% de los residuos fueran reciclados o reutilizados, fomentando la economía circular, un asunto que queremos seguir desarrollando y abordando en la compañía.

Durante el 2020 consolidamos y fortalecimos la estrategia Blumar Circular, que ha permitido, por ejemplo, entregar una nueva vida útil a 396 toneladas de poliestireno provenientes de cajas de aislapol destinadas a transportar salmones desde Punta Arenas hasta la Planta de Salmones de Talcahuano.

En la misma línea, este año iniciamos operaciones con empresa EcoLógica en Puerto Montt para implementar un plan integral para la gestión de los residuos que contempla software, equipamiento, personal, transporte, trazabilidad legal y capacitaciones, todo con el objetivo de fomentar la reutilización, reciclaje o compostaje de los desechos. Finalmente, seguiremos reforzando nuestra estrategia de gestión de residuos en la que se establezcan nuevas metas anuales.

Respecto de la disminución en el uso de antibióticos en la producción de salmónidos (de un 31% en relación con la medición efectuada en 2017). ¿Cómo se ha conseguido dicha reducción?

Desde 2017 hemos bajado progresivamente el consumo de antibióticos en nuestros centros de cultivo, logrando la reducción de un 31% al cierre de 2020. Seguimos en proceso de disminución de un 58% a 2027. En comparación con 2019, resaltamos la baja de un 5% en cuanto al gramaje de antibiótico utilizado por tonelada de salmón salar producido y de un 29% en cuanto a los gramos de antibiótico usado en la totalidad de los ciclos cerrados cosechados en 2020.

El resultado anterior se debe, en parte, al programa de Reducción de Antibióticos que realizamos con la ONG internacional Monterey Bay Aquarium para bajar a la mitad el uso de esta necesaria medicina a 2025. Además, en 2020 quisimos avanzar un poco más allá, estableciendo una disminución de un 8% adicional a 2027.

¿Qué acciones concretas se esperan dar para conseguir ese objetivo?

Con innovación, tecnología y asociatividad. Blumar, hoy día, participa en tres proyectos de innovación que ayudan al cuidado de nuestros productos. El principal en materia de antibióticos es el Proyecto Pincoy, que es una instancia para el desarrollo de estrategias colaborativas entre distintos actores que involucran programas genéticos, dietas funcionales y de alto desempeño, selección cuidadosa de smolts, vacunas, protocolos de mejores prácticas en etapas de agua dulce y agua mar, además de un acucioso monitoreo.

En cuanto a vinculación con las comunidades, ¿cuáles han sido los principales avances, y cuáles son los desafíos que aún persisten?

Nuestras comunidades juegan un rol clave, ya que buscamos contribuir al desarrollo local, aportando a mejorar la calidad de vida de las personas. Apoyar el desarrollo de las comunidades en las que operamos y generar instancias de diálogo es una preocupación central para Blumar y, por ello, la creación de valor compartido es uno de nuestros grandes focos.

Durante el año pasado, se realizaron más de 60 iniciativas para contribuir con las comunidades aledañas, especialmente en el contexto de la pandemia. Gracias a ello, pudimos donar toneladas de jurel a adultos mayores, en el marco del programa Banco de Alimentos del Mar desarrollado por Asipes.

También hemos actuado a través de “Comprometidos con El Sur” de SalmonChile, iniciativa que permitió fortalecer los centros de salud gracias a la creación de un fondo solidario de casi $ 2.000 millones, posibilitando la compra de camas clínicas, ambulancias, insumos y elementos de protección personal, entre otros aportes que se tradujeron en buenas noticias para las comunidades.

Además de nuestro trabajo directo con las comunidades, somos parte de importantes alianzas con ONG con las que se gestionan distintos convenios, algunos en beneficio de establecimientos educacionales y otros que apoyan a personas en situaciones de vulnerabilidad.

Queremos seguir este camino generando valor en nuestra comunidad y comprometiéndonos a desarrollar una actividad sostenible social y ambientalmente.

Fotografía: Blumar Seafoods