El grupo Cermaq informó este viernes 13 de agosto que reducirá en un 35% sus emisiones totales de gases de efecto invernadero para el año 2030. Más barcos e instalaciones eléctricas, energía renovable, transporte y alimentación respetuosa con el clima serán algunas de las medidas más importantes, lo que hará de la compañía una de las cinco empresas de acuicultura que utilizará focalización climática basada en la ciencia (SBT).

“El salmón proveniente de la acuicultura es una fuente de alimento amigable con el clima, y con nuestras nuevas medidas, haremos que el salmón Cermaq sea aún más sostenible. Nuestra promesa, ‘Seafood para un futuro saludable’, asegura una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, un menor impacto ambiental y una contribución positiva a las sociedades en las que operamos”, dijo Geir Molvik, CEO de Cermaq.

Afirmó, además, que la acuicultura sostenible siempre ha sido importante para Cermaq y que es fundamental para satisfacer las expectativas de la sociedad y los clientes. “Sin embargo, también es una condición previa para el desarrollo futuro de la industria de la acuicultura. Tenemos la gran responsabilidad de contribuir a un océano saludable”, sostuvo.

Comprometidos con alcanzar los objetivos

El objetivo climático de Cermaq se basa en el marco de la Iniciativa de Objetivos Basados en Ciencia (Science Based Target Initiative’s) . Los objetivos y medidas climáticos se basan en los estudios más recientes, y en lo que se requiere para permanecer por debajo del objetivo del Acuerdo de París, de mantener el calentamiento global por debajo de 2 grados centígrados. Los objetivos son verificados por terceras empresas certificadas, y solo contienen medidas con impacto climático real. Por lo tanto, Cermaq se convierte en una de las cinco empresas de acuicultura a nivel mundial que establecen los objetivos climáticos más vinculantes para su negocio, según mencionó la empresa.

La ambición de Cermaq es reducir las emisiones absolutas de gases de efecto invernadero en un 35% para 2030 con 2019 como año base.

“Las expectativas aumentan a la hora de mitigar los gatillantes del cambio climático. Contribuimos con cambios en nuestras operaciones, pero también establecemos metas y medidas para toda la cadena de valor, desde la producción de alimentos, hasta el transporte a los clientes. Dicho esto, en algunas áreas reducimos las emisiones desde una base baja. También estamos calculando nuestros compromisos con la intención de crecer, haciendo que el objetivo sea aún más ambicioso”, añadió Molvik.

Alimentación y transporte, áreas clave de mejora

La producción de alimentos y el transporte a los mercados representan la mayor parte de la huella climática total de la empresa.

“La cooperación con proveedores y socios es necesaria para mejorar la huella climática de las opciones de alimentación y transporte. Esto también requiere innovación de nuestra parte en productos y procesos. Es por eso que participamos en asociaciones internacionales para mejorar nuestro trabajo en temas que afecten al clima en la acuicultura, tanto a nivel mundial, como local”, añadió el CEO de la compañía.

Cermaq ha hecho planes para cambios importantes en la electrificación, el acceso a las materias primas y el transporte.

“Una medida simple pero importante será reducir el uso de diesel en las instalaciones y avanzar hacia soluciones eléctricas e híbridas. Al mismo tiempo, las medidas de eficiencia energética harán contribuciones sólidas a nuestras operaciones en Canadá, Chile y Noruega”, cerró el ejecutivo.

Fotografía: Cermaq