Cermaq y Folla Alger firmaron un acuerdo para realizar un cultivo integrado de salmón y algas marinas en colaboración con entornos de investigación líderes en Noruega. Las empresas utilizarán los nutrientes de las jaulas de salmón para el cultivo de algas marinas y también para el desarrollo de estas como una materia prima de alimentación para el salmón.

“Queremos contribuir al desarrollo de una nueva industria y brindar beneficios ambientales, pero también empleos y efectos dominó. Por eso, estamos muy contentos de comenzar el proyecto junto con Cermaq, que es una fuerza impulsora del clima y el medio ambiente”, dijo el presidente del directorio de Folla Alger, Tarald Sivertsen.

El reciente informe climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reforzó la urgencia de tomar medidas que puedan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en línea con el objetivo de dos grados del Acuerdo de París. La acuicultura y los productos del mar juegan un papel importante en el cambio hacia el uso de tecnologías más verdes, y las algas pueden reducir las emisiones y convertirse en materia prima alternativa para el alimento de los salmones, informaron desde Cermaq.

Colaborando con entornos de investigación

Algunos de los nutrientes liberados de las jaulas de salmón son solubles en agua. Estos nutrientes fertilizarán las algas y conducirán a una mayor captura de carbono, de acuerdo con lo descrito.

“Las algas son parte del cambio ecológico y tenemos mucha fe en la producción de estas como la industria del futuro. Es la razón por la que hemos incluido a Sintef, Nofima, Nord University y NTNU, porque son instituciones líderes en investigación y serán un porte en el desarrollo de la producción de algas marinas”, dijo Knut Ellekjær, director gerente de Cermaq Norway.

Economía circular

El objetivo del proyecto de investigación es probar a gran escala un nuevo tipo de planta para la producción integrada de salmón y algas. En el camino, el proyecto analizará cómo los nutrientes de las jaulas del salmón son absorbidos por las algas, cómo la producción de estas afecta el medio ambiente acuático en las jaulas y qué efecto tiene la producción integrada en la salud de los peces.

Además, el proyecto tiene como objetivo convertir las algas marinas en una nueva materia prima para el alimento del salmón.

“El cultivo integrado de salmón y algas marinas nos permite utilizar los nutrientes alrededor de las jaulas de cultivo como un recurso y obtener más materias primas alternativas para los piensos. Es economía circular y ayudará a reducir la huella de la cría de salmón”, señaló Knut Ellekjær.

“Existen grandes oportunidades en el desarrollo de la acuicultura del futuro. Por tanto, también creo que este es un proyecto colaborativo apasionante. Las algas son importantes para la vida marina y pueden desempeñar un papel importante en el suministro de alimentos en el futuro. Les deseo a Cermaq y Folla Alger mucha suerte en el viaje que les espera”, expresó el ministro de Pesca y Productos del Mar, Odd Emil Ingebrigtsen.

Cermaq también se ha dedicado a la producción de algas en BC, Canadá, a través de pruebas de coproducción con varias Primeras Naciones, para poner a prueba la producción comercial de algas. Los proyectos fueron dirigidos por el Centro de Investigación Aplicada de North Island College.

Fotografía: Cermaq