Enmarcada en la celebración del aniversario de la educación técnico profesional, el asesor técnico de proyectos del Centro de Innovación Acuícola AquaPacífico, Mario Fajardo, realizó una charla a estudiantes de enseñanza media de la especialidad de acuicultura del Liceo Carmen Rodríguez Henríquez de Tongoy (región de Coquimbo), para incentivarlos a seguir en la carrera acuícola e invitarlos a explorar cada una de las posibilidades que otorga el sector, tanto fuera como dentro del mar.

Con el regreso a clases presenciales, luego de un largo periodo fuera de las aulas dada la pandemia, los estudiantes comienzan a retomar, en parte, la normalidad de las actividades dentro del liceo. En este contexto, la vinculación entre el liceo e instituciones relacionadas al rubro acuícola toma especial importancia ahora, pues permite a los alumnos acercarse y familiarizarse in situ con la realidad laborar y las posibilidades de crecimiento que podrían encontrar una vez egresados.

Perla Araya, directora del establecimiento, comentó que, dentro de las actividades planificadas para la semana de celebración, el servicio local de educación Puerto Cordillera solicitó en particular, realizar acciones que favorezcan la relación liceo-empresa-sociedad y la vinculación con el territorio de la educación técnica profesional.

“Nosotros esperamos que los alumnos, ahora que ya volvieron presencial, puedan conocer las empresas e instituciones relacionadas a la acuicultura y sepan quienes están trabajando fuera del liceo, con qué se podrían encontrar y cómo sus habilidades y competencias van a ser valoradas en el mundo productivo”, indicó.

En esta línea, Mario Fajardo, asesor técnico de proyecto y comercial de AquaPacífico, presentó parte de su experiencia e inicio como técnico acuícola, contó cómo siguió fortaleciendo su carrera profesional con estudios superiores y cómo hoy continúa desempeñándose ligado a este rubro. “Mi objetivo principal con la exposición fue despertar un sueño y poder incentivarlos a desarrollar nuevas áreas dentro del sector, hacerles ver que la acuicultura es una herramienta que ellos pueden desarrollar en emprendimientos y otras áreas asociadas”, enfatizó.

“Traté de incorporar temas de emprendimiento y desarrollo. También mostrar que la acuicultura si bien tiene un gran porcentaje de desarrollo en el mar, no es todo lo que se puede realizar en este sector, existen vínculos y otros tipos de actividades que pueden ser desarrolladas por los alumnos, como por ejemplo los procesos de supervisión en planta, la comercialización de productos del mar, el valor agregado, entre otros”, puntualizó.

Cristel Espinosa, estudiante de pregrado de la especialidad técnico acuícola del liceo, dijo que, durante su formación, ha escuchado algunas malas referencias acerca de la carrera que eligió de personas que no están asociadas al sector, pero que acercarse a profesionales que están involucrados en el tema, le ha servido para tener una nueva perspectiva.

“Desde afuera me habían dado muchas malas opiniones de la especialidad o de la posibilidad de seguir en la carrera y pasar desde el técnico a la ingeniería, pero hablando con personas que se relacionan estrictamente con el tema o escuchar experiencias como la de la charla de hoy, ayuda a cambiar esa percepción algo pesimista del rubro”, declaró y, además, añadió que “este tipo actividades, sumado ojalá con la posibilidad de ir a conocer las empresas y las diferentes áreas en donde podríamos desenvolvernos fuera del liceo, son de gran ayuda”.

Vinculación entre Liceo de Tongoy y AquaPacífico

Para la directora del liceo, que el liceo vuelva a voncularse con instituciones locales asociadas a la acuicultura, es de gran importancia debido a que permite retomar y mejorar las actividades productivas asociadas a la cosecha de ostión. En este contexto, se está concretando un convenio de colaboración con AquaPacífico para desarrollar posibles proyectos conjuntos.

“Como liceo evidentemente ganaremos en conocimientos y habilidades desde las instituciones especializadas en el área, así como herramientas para los procesos productivos. Nos parece un trabajo muy interesante el afianzar vinculas con instituciones como el Centro AquaPacífico y la Universidad Católica del Norte, que puedan favorecer el proceso formativo de nuestros alumnos y también apoyar la incorporación de nuestros estudiantes a prácticas profesionales”, precisa Perla Araya.

El director ejecutivo de AquaPacífico, Fernando Jiménez de Cea, añadió que “AquaPacífico quiere conectarse con el sector acuícola y para ello la vinculación con el liceo va en dos áreas, una relacionada a las prácticas de los alumnos, colaborando con la capacitación y la enseñanza de lo que es la parte técnica de la acuicultura y, otra parte, en fomentar la producción de ostiones, que es el núcleo productivo del Liceo de Tongoy, atendiendo a lo que son las brechas productivas que necesita resolver la Acuicultura de Pequeña Escala (APE)”.

Tanto el centro de innovación acuícola como el Liceo de Tongoy, esperan seguir fortaleciendo lazos con miras a trabajar en posibles propuestas que fortalezcan tanto el trabajo formativo como productivo del establecimiento educacional.

Fotografías: AquaPacífico